Acuario Fluvial de Zaragoza. ¡El más grande de Europa!

Acuario Fluvial de Zaragoza. ¡El más grande de Europa!

He perdido la cuenta de los años que llevo detrás de mi hijo visitando parques de la naturaleza, acuarios, safaris o similares sin que pierda ni una pizca de ilusión cada vez que descubrimos uno nuevo. Noah es un auténtico apasionado de los animales que hace honor a su nombre y que dice que de mayor será biólogo porque así une puede unir sus dos pasiones: animales y dinosaurios.
Hace poco hemos tenido las vacaciones de verano y como no podía ser de otro modo, ha habido sorpresa. El crío no lo sabía hasta llegar allí, hicimos una parada en el camino para visitar el acuario fluvial más grande de Europa, el acuario de Zaragoza.

Es un acuario que tiene más de 350 especies diferentes, con unos 6000 individuos y que están ubicadas en la representación de los ecosistemas de 5 ríos de 5 continentes y que ocupan un espacio de más de 2,5 millones de litros de agua. ¡Impresionante!

Acuario fluvial Vs. acuario marino.

Yo no sé si vosotros habéis visitado alguna vez un acuario fluvial, para nosotros era el primero. Y para el que no supiera que existían, dejadme que os diga que no tienen nada que envidiar a los marinos.

Un acuario fluvial está formado por ecosistemas de agua dulce, mientras que el marino lo hace con agua salada. Es decir, en el acuario fluvial encontraremos peces y criaturas de ríos, lagunas y pantanos y en el marino, como su nombre indica, del mar.

El acuario de Zaragoza no solamente es el más grande de Europa de tipo fluvial, también está considerado uno de los mejores acuarios de España en su categoría de acuario.

Situación, horarios y tarifas.

Lo primero de todo, como siempre, es indicar donde se encuentra y cómo llegar.
El acuario está ubicado en uno de los pabellones de la Expo 2008, a 10 minutos del Parque del Agua. Se puede llegar en coche, bus urbano o incluso andando desde la Plaza del Pilar en tan solo 30 minutos. La línea de bus que os deja en la misma puerta es la Ci1.

Generalmente, la entrada cuesta 18€ para los adultos, 12€ para niños de 5 a 12 años y 6€ para  los de 3 y 4. Los más peques no pagan.
Digo «generalmente» porque suelen tener algunas ofertas y días especiales con precios más bajos como los viernes del espectador, el día del niño durante las fiestas del Pilar, etc.
También hay tarifas reducidas para familias numerosas, grupos, jubilados, universitarios, con discapacidades o desempleados.

En cuanto al horario, de lunes a jueves se puede visitar de 11:00 a 19:00 y los fines de semana y festivos de 10 a 20:00.

Visitando el acuario de Zaragoza.

El acuario de Zaragoza es obra del arquitecto Álvaro Planchuelo y ocupa 10 mil metros. Fue creado como parte de la exposición universal al Agua y desarrollo sostenible durante la Expo 2008.

Hemos visitado bastantes acuarios en España, pero este ha sido completamente diferente al resto principalmente por dos motivos: No es un acuario de agua salada, sino de agua dulce. Y su interior está dividido en 5 grandes cuencas hidrográficas, una por cada continente.

Tanque Central.

Empezamos el recorrido rodeando el tanque central del acuario, donde conviven peces de los 5 continentes.
Este tanque tiene 9mt de altura y 47 mt de largo, siendo el mayor tanque de agua dulce de Europa.
Lo veremos varias veces en nuestra visita, ya que cruza el acuario de lado a lado.

arapaimas y pacu

Destacan los inmensos Arapaimas gigas, uno de los peces de agua dulce más grandes del mundo y que tienen la capacidad de respirar fuera del agua. De hecho, si tenéis la suerte de verlos muy de cerca podréis escuchar el curioso sonido que hacen cuando se acercan a la superficie.
En el tanque veréis unos cuantos, junto a muchos Pacu, un pez normalmente solitario que puede pesar hasta 40 kg.

África: El Nilo.

Es inevitable que lo primero que veamos al entrar en esta zona sea a los impresionantes cocodrilos del Nilo, los favoritos de Noah. Actualmente, en el acuario convive una pareja de esta especie y su cría.

cocodrilos-del-nilo

cocodrilos del Nilo 2

Una curiosa especie que vemos aquí es el pez pulmonado, capaz de sobrevivir tanto dentro como fuera de agua y de entrar en estado de hibernación o letargo durante época de sequías.

Un pez que nos causó gracia fue el saltarín del fango, una especie que a primera vista parecía ser un reptil que caminaba, pero es un pez que puede estar al aire gracias a unas cámaras herméticas especiales en las branquias que les permiten almacenar agua y son utilizadas como reservas de oxígeno; de este modo, pueden desplazarse por tierra e incluso trepar a los árboles. 

saltarin del fango

Otro que impresiona por su nombre y su forma es el pez caimán gigante, que puede medir entre 60 y 200 mt y llegar a pesar 200 kg.

Y también ha sido curioso descubrir, de entre las diferentes tortugas que hay en el acuario, a esta tortuga de caparazón blando. Su caparazón en lugar de ser duro y rígido es blando y flexible.

tortuga de caparazon blando - acuario de zaragoza

Asia: Mekong.

Aunque no estamos en un acuario marino, no falta una especie (primo lejano) de otro animal que le encanta a Noah, los tiburones. En el acuario podemos ver al Tiburón de Paroon o pangasio gigante.
Es una especie catalogada en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como en Peligro Crítico por la pesca masiva y la alteración del río.

En esta zona también podemos ver a pocos cm de distancia a las tortugas gigantes asiáticas. El tamaño del caparazón alcanza los 50 cm de largo, y puede llegar a pesar hasta 20kg. Se alimentan principalmente de vegetales, aunque también puede comer ocasionalmente invertebrados y anfibios.

tortuga acuario

Otra especie que llama la atención es la de Dragones de agua, que, aunque a mí me cuesta distinguir entre todos los tipos de lagartos y similares del acuario, mi hijo conoce perfectamente porque no deja de pedirnos uno.

dragón de agua

Y obviamente otro que se llevó todas las miradas de Noah fue el Varano, le apasionan los reptiles y si pudiera se llevaría varios a casa. Los Varanos son la segunda especie de lagartos más grandes del mundo.

varano del nilo

América: El Amazonas

Tengo que decir que me encantó la ambientación de esta zona, que consigue transportarte al mismísimo Amazonas. Aquí también podríamos haber pasado perfectamente varias horas, ya que concentra una gran cantidad de especies que a mi hijo le encantan.

amazonas (2)

Caimanes enanos y de anteojos conviven con tortugas y rayas de agua dulce. Sin duda llama la atención al ver a los cocodrilos amazónicos junto a otros animales, los que no conocemos a fondo a estas especies, pensaríamos que se los comerían en cuanto se descuiden.
El caimán enano puede llegar a medir 1,6 mt y su dieta es básicamente a base de peces, moluscos y anfibios.

caimán enano

caimán y rayas Acuario de Zaragoza

Y si bien estamos en un acuario, no solamente vemos peces, anfibios y reptiles. También hay algunos mamíferos como monos. En la zona del Amazonas hay una familia de monos titi que se encuentran ahí porque forman parte de un programa europeo dedicado a la cría en cautividad de animales en peligro de extinción, como es su caso.

monos acuario de zaragoza

En esta zona podemos ver también a la única ave que habita en el acuario, el Turaco de Guinea. A nosotros nos saludó junto a una Iguana muy curiosa que no nos quitaba ojo.

Turaco de guinea - Acuario de Zaragoza

Y si hablamos del Amazonas no podemos dejar de mencionar que, efectivamente, hay pirañas y hay un ejemplar de anaconda amarilla. Las serpientes y similares son otra pasión de mi hijo, y en el acuario tienen varios ejemplares distintos.

anaconda amarilla

¿Sabéis cuáles son los animales más inteligentes de entre todos los que conviven en el acuario? Los titis, la nutria, el pulpo, el varano, el cocodrilo y el pez óscar.
Y sí, hay un pez llamado Óscar que nos encantó, porque mi hijo se llama Óscar Noah (lo de Noah le viene al pelo con su pasión por los animales).

pez oscar - acuario de zaragoza

Australia: Murray-Darling.

A estas alturas ya hemos pasado el ecuador del acuario, pero aún queda mucho por ver. Pasamos a Oceanía, al llamado sistema fluvial Murray-Darling donde tenemos nuevas sorpresas.

Aquí hemos visto por primera vez a la tortuga cuello de serpiente, una llamativa tortuga con un largo y sinuoso cuello, de ahí su nombre.

Tampoco faltan los reptiles en esta parte y una de nuestras favoritas es la pitón amatista. Es una de las 6 serpientes más grandes que existen y puede llegar a medir 8 metros y pesar 15 kg.

pitón amatista

En esta zona hay una especie de alto en el camino para ver a especies de menor tamaño como los caballitos de mar, una pequeña representación de la gran barrera de coral o una buena panorámica del tiburón de Paroon en el tanque del fondo.

acuario de zaragoza

Aquí podremos ver también a los famosos protagonistas de Nemo, el pez cirujano y el colorido pez payaso.

Creo recordar que es en esta zona entre Australia y Europa donde vemos también una pequeña exposición de caparazones de tortuga, nidos, esqueletos de peces, etc.

Europa: El Ebro.

Llegamos al final del recorrido con El Ebro. El más importante de la península Ibérica y que, además, pasa por Zaragoza.

Aquí podemos ver a los galápagos europeos, en cuyo programa de conservación participa y colabora el acuario de Zaragoza.

galápago europeo

El Ebro es hogar de muchas especies conocidas por la mayoría de nosotros como lucios, esturiones o siluros.

También vemos antes de finalizar a una simpática nutria que no para quieta, de ahí a que no salga enfocada en ninguna de mis fotos.

nutria

Conservación y actividades del acuario fluvial.

En la visita, además de acuarios con peces, reptiles, monos o pirañas, hay sitio para el estudio, la concienciación y el respeto por los ríos y el medio ambiente.

Antes de finalizar el recorrido hay un par de escenarios destinados a concienciarnos sobre lo que hacemos a nuestros ríos con la contaminación.
La iniciativa de crear este tanque partió de un niño de 10 años y refleja las consecuencias que tiene para los mares y los ríos, la mala gestión de los residuos y la acción del hombre.

Siluros, lubinas y anguilas conviven ahora en este tanque con botellas, guantes de látex, y hasta un microondas. Todos los objetos han sido recogidos en las riberas del Ebro y forman parte de los desechos habituales que tiramos a nuestros ríos.
Antes de instalarlos, han sido desinfectados y se les han eliminado los bordes cortantes para evitar perjudicar a los peces.

basura y contaminación

Dejando ahora a un lado ese aspecto tan poco agradable, pero real y necesario de ver, el Acuario Fluvial de Zaragoza siempre se ha involucrado en un proyecto a nivel europeo con especies en peligro de extinción. Actualmente, colabora en proyectos de conservación del galápago europeo y la rana pirenaica, de la náyade gigante o la madrilla. Todo ello en asociación con el Gobierno de Aragón o con el Ayuntamiento de Zaragoza como es el caso del galápago europeo.

Además, el acuario participa en distintos programas de formación destinados a estudiantes con el fin de acoger alumnos en prácticas en los diversos departamentos del Acuario (Biología, Educación, Atención al visitante, Marketing).
Realizan numerosas visitas escolares y talleres y fiestas de cumpleaños.

Y por último, una experiencia única e inolvidable que ofrece el Acuario de Zaragoza es la oportunidad de bucear entre las enormes arapaimas del Amazonas. Cuando llegamos había algunas personas realizando esa actividad y la verdad, nos daba mucha envidia y a la vez nos daba pavor por el gran tamaño de esa especie.
El acuario ofrece la oportunidad de hacer snorkel infantil para los más peques, bautismos de buceo a partir de 10 años y buceo recreativo para experimentados con titulación.

Comer cerca del acuario.

 • En el propio acuario tenéis Aquarium, con restaurante y cafetería en la azotea, con unas vistas privilegiadas al río y a la ciudad. Abre todo el año y disponen de menús diarios y para niños.

Dormir en Zaragoza.

 • Podéis coger un apartamento en la Casa Palacio de Los Sitios a muy buen precio y céntrico, cerca del casco antiguo.

 • Si preferís un hotel, tenéis un Ibis también muy céntrico o el maravilloso Hotel Hiberus a menos de 3km del centro con vistas al río, zonas verdes y piscina.

acuario fluvial de zaragoza

Para finalizar quisiéramos agradecer al Acuario de Zaragoza y su personal su hospitalidad y amabilidad en nuestra visita, así como felicitarlos a todos por ese espacio tan maravilloso que han creado y que cuidan con esmero.
Durante nuestra visita pudimos observar a los trabajadores en sus tareas diarias de limpieza y cuidado de los animales con mimo.

La verdad es que es un acuario muy diferente a todos los que hemos visitado hasta ahora y no solo por el hecho de que este sea fluvial, sino por su curiosa representación de sistemas fluviales de los 5 continentes tan bien organizados y escenificados que realmente logran transportarte a cada uno de ellos.

Además, se puede ver bien el estado de conservación de las instalaciones, la amplitud de los tanques para comodidad de sus huéspedes y el detalle de poder ver a los cuidadores alimentando a algunas especies.
Otro punto a favor es que es completamente accesible con silla de ruedas, eliminando así todo tipo de barrera arquitectónica.

Os recomiendo mucho, muchísimo visitarlo en cuanto tengáis ocasión. Podéis pasar perfectamente 2-3 hr dentro, pues hay mucho por ver, y puede ser un buen alto en el camino o un destino perfecto en vuestra visita a Zaragoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *