Corazón de bronce. Loqueleo

Corazon de bronce, Ed. Loqueleo.

¿Os imagináis un mundo en el futuro en el que todos podamos tener en casa robots? Igual que en las películas, robots que sean nuestros asistentes, que nos ayuden en casa o que cuiden de los niños cuando estamos trabajando. 

Sinceramente, yo no sé si querría, me da bastante miedo eso de tener robots on IA en casa o cerca, ¡veo demasiadas películas de robots malvados!
Pero de momento eso es tan solo un sueño de muchos y un tema recurrente del cine y la literatura.

Y así llegamos a Corazón de bronce, o Lamp, como se llama este robot doméstico que cuida de Greta, aunque Greta no quiera que la cuiden.

¿Queréis saber más de esta historia?

Greta ya hace tiempo que tenía su propio ángel, Lamp. Sus padres la habían comprado de segunda mano y aunque era un robot algo obsoleto, no le importó.
Pero ahora eso se notaba demasiado, sobre todo cuando todos sus amigos y compañeros tenían modelos modernos y las comparaciones eran terriblemente odiosas.

corazon de bronce Loqueleo

Lamp no tenía actualizada la base de datos y no la podía ayudar correctamente con sus tareas, se quedaba sin batería a menudo, se perdía, y por no saber no sabía ni columpiarse sola, porque estaba acostumbrada a que todo lo hacía Lamp, su ángel.

Para colmo, Sofía, su archienemiga de la escuela, tenía el nuevo modelo recién salido al mercado y por el que todo niño suspiraba, incluida Greta.

El robot de Greta podía ser anticuado y sin funciones, pero lo cierto es que tenía un corazón de bronce (el equivalente al oro en idioma robot de latón), y no duda un segundo en hacer todo lo que puede y más por Greta aunque eso signifique tomar decisiones propias que no debería de tomar.

corazon de bronce Loqueleo

Lamp no era un robot impersonal y frío, tenía algo parecido a sentimientos, se relacionaba con el vecindario y todos la adoraban, y se preocupaba por Greta y su familia de una forma maravillosa. ¿Era Lamp solamente un robot con corazón de bronce o era una amiga?

Pero resulta que todo eso Greta lo comienza a ver el día que Lamp desaparece porque sus padres le han conseguido el modelo SKY2W que tanto quería.

Sky, como la llama Greta, es muy moderna, muy sofisticada y todas esas cosas, pero no tiene nada de «mejor amiga» como Lamp. De hecho, es bastante traicionera y chivata.

¡Todo es un desastre! Greta tiene el robot que siempre quiso y no está feliz, extraña a su viejo robot y no sabe donde está. ¿Cómo arrgelar eso?

corazón de bronce

Ficha técnica.

Título: Corazón de bronce
Textos: Maite Carranza y Júlia Prats
Ilustraciones: Sr. Sánchez
Editorial: Loqueleo.
Temática: amistad.
ISBN: 978-8491223948
Detalles: 240 págs, 14 x 20 cm

El corazón de bronce de Lamp.

Aunque se trata de una lectura para niños, tengo que decir que esta historia me ha encantado y emocionado a partes iguales. Yo siempre leo todo libro que entra en casa antes de que lo haga el niño… manías mías.
La historia de Lamp, o corazón de bronce, no es una historia que hayáis leído antes y eso es un puntazo a su favor, para nosotros ha sido fresca y diferente.

La trama comienza en un futuro inquietante donde cada niño tiene un robot conocido como «ángel» que los cuida, los vigila, hacen sus tareas por ellos, juegan y todas esas accione que son más propias de los padres, hermanos y amigos. Un mundo algo frío con tanto ángel robotizado a los que llaman «amigos», pero que no dudan en cambiarlos por otros más modernos cuando se quedan desfasados.

Greta tiene mucha suerte, aunque aún no lo sabe. Ella tiene un modelo muy antiguo que no está tan avanzado en conocimientos o acciones, pero ese robot tiene más sentimientos y corazón que cualquier otro.
Todo lo que le falta de tecnología e innovación se suple con su enorme humanidad y empatía.

Las autoras logran hacernos ver con claridad como Lamp, el robot anticuado y obsoleto, es lo más parecido realmente a un amigo o un familiar que nos quiere de verdad, y no uno de los sofisticados e impersonales robots de última generación que tienen el resto de los niños.

Por un lado, me ha dado mucha pena pensar en un mundo futuro donde los amigos de nuestros hijos sean robots que podemos comprar, pero tranquilos, seguid leyendo que no es lo que parece. Lamp no solo humaniza a todos a su alrededor, también consigue que se valore más la amistad y la familia que el dinero o las modas.

Destaca en la historia el valor que se le da a la familia, poniéndola como lo más importante que existe, algo en lo que coincido. Lamp es más que una amiga para Greta, es parte de su familia y a la familia no se la cambia, ni vende, ni regala.

Corazón de bronce nos habla de amistad, familia y lealtad, de una forma enternecedora que toca la fibra hasta al corazón más duro.

Sobre los autores:

Maite Carranza nació en Barcelona, estudió Antropología y fue profesora de Lengua y Literatura y guionista al mismo tiempo que publicaba libros.
Ha recibido numerosos premios, entre ellos, el Premio Cervantes Chico por su trayectoria literaria, otorgado en 2014 por la ciudad de Alcalá de Henares.

Júlia Prats es licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, simultaneó sus estudios universitarios con los de fotografía (IDEP de Barcelona) y audiovisuales (ESCAC).
Ha ejercido de fotógrafa, guionista, traductora, analista y escritora. Actualmente, combina el desarrollo y la dirección de proyectos artísticos con la escritura de guiones y obras literarias

Sr.Sanchez es Licenciado en bellas Artes y tiene un Máster en Artes Gráficas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *