Diario de un gato asesino, el retorno.

Diario de un gato asesino.

En mi casa hay 6 gatos, entre los caseros y los callejeros que nos han adoptado a nosotros. Eso sí, ninguno tan peculiar como Tuffy. Mis gatos son puro amor, mimosos, dormilones y tranquilos. ¡Incluso los callejeros!.

En cuanto a Tuffy, es otra historia… es protagonista de su propia serie de libros y para mí que se le ha subido a la cabeza y es un gato totalmente desapegado y huraño.

Eso sí, sus libros son un éxito. ¿Quién no quiere aunque solo sea un poquito a este gato tan canalla?. Blackie Books es un Midas de la literatura y todo lo que toca lo convierte en oro. Sus series y colecciones infantiles son un éxito rotundo y a los críos les encantan.
Ya tenemos el primer volumen del gato asesino editado por ellos y ahora vamos a por la continuación.

Tuffy está entusiasmado, ¡su familia se va de vacaciones! Y eso supone no tener que aguantarlos durante toda una semana. Fantasía. Todo parece idílico hasta que la señora Tanner, su canguro habitual, anuncia que esta vez no podrá cuidar de él.
Cuando Tuffy se entera de que el encargado de cuidarlo esa semana será el reverendo Barnham, se teme lo peor. ¿Un cura? ¿Cuidando a un gato? ¿Dónde se ha visto semejante cosa? Pero Tuffy sabe cómo manejar la situación. O eso cree.

gato asesino

Ficha técnica.

Título: Diario de un gato asesino. El retorno
Textos: Anne Finne
Ilustraciones: Alexandre Reverdin
Editorial: Blackie Little.
Temática: humor, gatos.
ISBN: 978-84-18733-48-2
Detalles: 80 págs, 14 x 21 cm

El retorno.

Dicen que los gatos lo pasan mal con los cambios, las ausencias y los viajes. Tuffy no es un gato normal, él está deseando que sus dueños se vayan de vacaciones y lo dejen solo. Ni siquiera está enfadado por no ir con ellos, está feliz de no tener que soportarlos diciéndole todo lo que no puede hacer y echándole la bronca cuando igualmente lo hace.

Pero no todo le va a salir redondo esta vez, no se quedará a cargo de su canguro habitual, la señora Tanner. En su lugar, se quedará con el reverendo Barham. Oh, oh.

Y claro, el reverendo tiene mucha paciencia, pero es intransigente. No va a permitir a Tuffy hacer cosas que no debe como romper muebles, subirse al sofá o desperdiciar comida.

Así que Tuffy no tiene más remedio que escaparse, y cuando acaba en brazos de una pequeña vecina que lo trata como a un rey, decide que ahí se está muy bien… aunque lo vista con ropa de mujer y lo llame Janet.

Tuffy gato Blackie little

Tuffy gato Blackie little

¿Encontrará el reverendo a Tuffy?.
¿Se irá Tuffy por su propia voluntad con su familia?.
¿Melanie descubrirá que es Tuffy y lo devolverá?.
Eso es algo que tendréis que descubrir vosotros.

Lectura fresca y chispeante.

No sabría decir a quien le gusta más leer las aventuras de Tuffy, si a mi hijo o a mí. 
Son realmente divertidas y leer sobre un gato canalla malhumorado y egoísta es gracioso.

La lectura es muy amena y no cuesta nada devorar cada libro. Además, las ilustraciones reflejan de manera totalmente fiel la personalidad de Tuffy y todas sus fechorías con lujo de detalle. Es imposible no amarlo.

A pesar de que su comportamiento deja mucho que desear y de que no sigue normas básicas de educación ni convivencia, todos deberíamos de tener un poquito de Tuffy dentro y saltarnos las normas de vez en cuando.

Sobre los autores:

Anne Fine ama a los animales, aunque os cueste creerlo después de conocer a Tuffy. 
Tiene más de 40 libros escritos que la catalogan como una de las escritoras más importantes de la literatura infantil.
En prácticamente todas sus obras encontraremos es punto dramático y sarcástico sin aderezos.

Alexandre Reverdin tiene obsesión por los gatos y eso lo hace el perfecto ilustrador de esta nueva edición. De hecho, el ha dado vida a cientos de gatos en las más de 300 ilustraciones que contiene El gran libro de los gatos (Blackie Books).

Relacionado con la editorial/autor:

Diario de un gato asesino. Anne Fine y Alexandre Reverdin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: