Joyas con leche materna. Un precioso recuerdo de tu lactancia.

Crea tu joya de leche materna en casa. Un precioso recuerdo de tu lactancia.

Yo era de las que decía que solo daría pecho dos o tres meses como mucho. ¡Ja!, no sabía que era adictivo. 5 años duró nuestra lactancia. Lo recuerdo con muchísimo cariño y de forma muy especial, ya que para mí siempre era algo de los dos, que únicamente yo podía darle y un momento sin duda mágico.
Y si hay algo de lo que me arrepiento, es de no haber conocido en ese momento a Lackto y sus kits para haber conservado para siempre ese recuerdo en forma de joya de leche materna, mi propia leche.

Mi sobrina Alma y su mamá no tendrán que lamentarlo porque ellas sí tienen su joya. Ha sido nuestro regalo y sin duda me parece un regalo muy acertado para mamás que lactan si queréis sorprenderlas con algo diferente y original. No os preocupéis pensando que la logística para hacer llegar la leche y demás puede ser complicado, nada que ver, te mandan el kit con todo lo necesario para que hagas tu joya de leche materna en casa fácilmente con el molde que escojáis.

Kits Lackto, haz tu propia joya.

Lo que más me gustan de estos kits es que son para hacer en la comodidad de tu casa cuando tú quieras.
A la hora de regalarlos me parece de lo más acertado porque no hay que estar pendiente de mandar la muestra de leche para la joya, algo que en muchas ocasiones se quedaría sin hacer por falta de tiempo.

En la cajita que te llega a casa viene todo lo necesario para crear tu joya, y además yo os tengo un cupón descuento que podéis usar para tener una rebaja del 15%: El código a poner al finalizar la compra es REFUGIODECRIANZ

kit Joyas con leche materna

Contenido del kit:

Molde de silicona.
2 frascos con la solución.
1 pipeta medidora.
Recipiente y espátula.
Enganche para el colgante.
Lima y guantes.

Hacer la joya es extremadamente fácil y las instrucciones vienen detalladas paso a paso, no hay dudas.
El molde más complicado de hacer es el que escogimos nosotras, el árbol de la vida. Hay que tener cuidado porque si lo llenáis demasiado, luego os toca abrir los huecos de las ramas, si lo llenáis lo justo quedará perfecto. Esa es la única complicación.
Hemos probado otro molde para ver la diferencia y al repetir sabiendo ya este dato, nos quedaron ambos perfectos.

La joya de leche materna creada con Lackto dura toda la vida, pero conviene tener ciertos cuidados con ellas para que no se pongan feas: no aplicar perfumes ni cremas en ellas, preferiblemente no usarlas en el agua del mar o de la piscina y no ponerla con otras joyas que la puedan rayar o desgastar.

Joya de leche materna paso a paso.

kit Joyas con leche materna

Ya os digo que viene todo muy bien explicado, pero para que veáis lo fácil que es por si estáis en duda, os resumo:

· Con los guantes puestos, mezcláis el líquido del frasco A con la medida de leche de la pipeta y el frasco de solución B.

· Ahora toca mezclar todo muy bien con la espátula durante dos minutos hasta que quede homogéneo.

· Una vez lista la mezcla solo hay que llenar el molde y dejar endurecer fuera del alcance de cualquier peligro durante 48 h.

Pasadas esas horas o alguna más, estará listo para desmoldar sin miedo, os puedo asegurar que es mega resistente.
Podéis usar la lija incluida para quitar posibles asperezas en el borde o para dejar aún más suaves sus esquinas (según el diseño elegido).

Un consejo de los creadores es que pasemos un poco de pinta uñas transparente por la parte trasera para darle un mejor acabado. Después añadís el ganchito del colgante, ¡y listo!.

joyas de leche

Un recuerdo imborrable.

Para las que hemos dado pecho pensar en conservar un recuerdo de ese momento más allá de una foto es sin duda algo mágico. Es un momento que sabes que ocurre una vez (al menos una por niño) y ya no se repite más.
Quedará en tu recuerdo, pero no en el de ellos, incluso aunque sigan con el pecho con 4, 5, 6 años. Lo acaban olvidando y es una pena.

Hacer una de estas joyas es una forma de tener un recuerdo de ese vínculo siempre contigo. Yo recomiendo hacer dos, una para ti, y otra para tu hijo/a que le darás en el futuro.

Y es que yo esta joya la veo como una oportunidad de crear regalos emotivos también para ellos. Por ejemplo, hacer una joya que conservarás a buen recaudo para darles en una fecha especial: su graduación, su boda, cuando tengan un hijo…
A mí me habría encantado haberla hecho con Noah y guardársela en su Cápsula del tiempo.

¿Os animáis a crear tu joya? Recuerda usar mi código en Lackto para tener un 15% de descuento: REFUGIODECRIANZ

Y no olvidéis estar al tanto de las ofertas de su web porque suelen poner descuentos del 40/50 % y segundo molde gratis. ¡No te las pierdas!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: