Parques infantiles Wickey para jardín o patio. Resistentes, divertidos y asequibles.

Viviendo en un pueblo pequeño donde una de las ventajas más destacables es la de que los niños juegan en la calle constantemente podréis imaginar que mi ideal de vivienda es una planta baja con patio o jardín y en un lugar pequeño donde los niños mantengan esa libertad. No sería capaz de mudarme a una gran ciudad o a un bloque lleno de pisos, sé que me costaría mucho hacerlo.
Tras la terrible pandemia que todos estamos sufriendo y el horrible confinamiento los jardines y patios a falta de poder ir a los parques infantiles se convirtieron en un gran tesoro, deseado por todos y más valorados que nunca. Apostaría a que en esos meses subieron las ventas de piscinas desmontables, juegos de exterior y estructuras en madera.
Y de eso quiero hablar hoy, de esas estructuras de parque infantil que tanto juego dan por una pequeña inversión que nos garantiza que aguante carros y carretas por muchos años.

¿A quién no le gusta jugar como un niño?. Yo soy la primera en tirarse por toboganes, saltar a la piscina y mancharme de barro. Estas estructuras están pensadas para resistir el uso continuado, las inclemencias del tiempo y años de uso sin descanso. No importa si no tienes un enorme jardín, las opciones de combinación son muchas y puedes escoger la que se adapte a las medidas que tienes, a la edad de los niños o a sus gustos. ¿Queréis verlos?.

Parques infantiles, mil combinaciones.

Una de las cosas que más me ha gustado es que hay mucho donde elegir y las combinaciones son tantas que abruma. Tanto si sois más del clásico tobogán y columpio como si os gustan los rocódromos y las alturas, hay un parque ideal para vosotros.
Yo siempre pensé que estos parques eran carísimos y complicados de transportar, montar etc. Pues nada más lejos de la realidad, ya que he visto que tienes parques bien completos (tobogán, columpio y estructuras varias de juego) desde 500-600 euros, lo que no me parece nada caro en una inversión que nos va a durar muchos años.

En cuanto al montaje, vienen con todo lo necesario y las instrucciones muy claritas para que no nos cueste mucho hacerlo. Las piezas vienen detalladas con dibujos como en la famosa tienda sueca cuyos muebles te montas tú en casa. Se monta entre dos personas perfectamente y la estructura lleva anclajes al suelo que se refuerzan después con hormigón para hacerla totalmente segura.

Por poco más si quieres aprovechar para colocar un oasis de diversión tienes parques infantiles mucho más grandes y completos con rocódromo, cabañas secretas, pasarelas, torres e incluso hamacas donde descansar.
Tengo que admitir que estas estructuras me asombran, pues son las que solemos ver en parques y jardines públicos, y es muy sencillo tenerlas en tu propia casa para disfrute de tus hijos junto a los amigos, vecinos y/o familiares.

Disponiendo del espacio necesario yo me decantaría por uno de estos que seguro que disfrutamos igual grandes y pequeños.

parques infantiles de ensueño

Da igual el tamaño de tu jardín porque incluso en un patio o jardín pequeño es posible colocar una estructura simple con un columpio y un tobogán, solamente el tobogán o una torre para escalar y hacer piruetas y donde jugar a esconderse. No más de 2,5×2,5, lo que lo hace perfecto para sitios reducidos.
Además de estas fórmulas con toboganes y columpios tienen también la opción de casitas de madera, que son otra muy buena elección cuando hay niños y ocupan muy poco sitio.
Fijaos también que en la base es posible colocar un arenero que os aseguro, estará mucho más limpio que los de muchos parques limpios… la arena fue la obsesión de mi hijo durante varios años.

parque sencillo espacio reducido

¿Por qué Wickey?

Principalmente porque si haces una búsqueda en Google te sale de los primeros y sus opiniones y reseñas son excelentes alabando su resistencia, calidad y sencillez a la hora de armar las estructuras. Y ojo que no lo digo yo, lo dicen las reseñas y podéis echar un vistazo para comprobarlo.
Es una empresa consolidada, desde principios de los 90, momento en el que Guido Goyen vendió su primer parque (diseñado por él), lo que le llevó a comenzar a vender sus parques por internet a finales de esa década y a fundar Wickey en 2009.

Wickey diseña parques no solamente para uso privado en nuestros hogares, también para espacios públicos, guarderías o jardines cumpliendo con las normativas existentes y con todas las garantías de durabilidad y seguridad.

parque wickey

La marca nos ofrece 10 años de garantía en todas sus estructuras de madera que se adquieran con los anclajes de seguridad Wickey y 2 años en los accesorios adicionales. Su madera es de alta calidad, la impregnación por inmersión que utilizan protege de los efectos medioambientales asegurando una gran resistencia y larga vida a los parques infantiles incluso en climas tan fríos como el mío con inviernos largos y nieves aseguradas.
Además eso hace que tampoco necesite ser lijado ni barnizado o re-pintado año tras año, pero está perfectamente protegida de la putrefacción o los hongos.

Si tenéis un patio, jardín o similar, no lo dudéis porque es una inversión a la que daréis mucho juego, nunca mejor dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: