No hay planeta B, cuidemos el que tenemos ahora.

20:56 Mónica - Refugio de Crianza.

No hay planeta B, cuidemos el que tenemos ahora.

Hay quien dice que el Covid-19 está salvando al planeta, libre ahora de nosotros y nuestra contaminación. Tiene parte de sentido, en estas semanas hemos visto animales salvajes por las calles paseando con tranquilidad, ríos y lagos contaminados recuperar sus aguas cristalinas o a la flora abriéndose paso donde antes no lo hacía.
Es innegable que la mano el hombre influye en el planeta y a menudo lo destruye.
Y ha tenido que llegar una pandemia mundial para que muchos lo viéramos.

No hay planeta B

Beascoa - no hay planeta b

Eva Saldaña, directora de movilización de Greenpeace nos presenta este libro editado por Beascoa y con ilustraciones de Oyemathias. Su destino son los niños, sus familias, para concienciarnos a todos sobre nuestro comportamiento con la tierra, a menudo egoista y destructivo.

La idea surgió de Álex Fernández, director de Beascoa, quien andaba detrás de un proyecto en común con Eva Saldaña para hablar a los niños sobre el activismo medioambiental.

Gaia está preocupada, sabe que la Tierra necesita ayuda urgente, pero ¿qué puede hacer una niña como ella frente a la emergencia climática de todo un planeta?

Por suerte, su abuela Lila sabe cómo ayudarla: desde su cabaña mágica viajarán a lugares remotos y descubrirán las historias de aquellos pueblos que ya plantan cara al problema del clima.

Con valor, ilusión y empoderamiento hay soluciones a todos los problemas, por grandes e inabarcables que parezcan.

Ficha técnica.

Título: No hay planeta B. Cuidemos la vida en la Tierra
Textos: Eva Saldaña
Ilustraciones: Oyemathias
Editorial: Beascoa.
Temática: Ecología, conciencia.
ISBN: 9788448854621
Detalles: 72 págs, 20 x 26 cm

El libro nos detalla el viaje de Gaia por cuatro comunidades nativas con grandes problemas medioambientales. En su escuela les hablan a los niños del cambio climático y es algo que tiene muy preocupada a Gaia, quien siente que no está haciendo todo lo suficiente por ayudar.
Entonces su abuela le enseña una forma de viajar mágicamente y llegar a esos lugares que necesitan ayuda.

Beascoa - no hay planeta b

En cada uno de esos destinos Gaia aprende de su cultura, sus tradiciones, su día a día, y nosotros aprendemos con ella.
Su primera parada es en la Columbia Británica de Canadá para conocer a los Shuswap o Secwepemc quienes le cuentan que antaño eran un pueblo nómada a quienes la tala de árboles y la construcción de oleoductos les complica la vida.
Gaia colabora en la construcción de casas sostenibles que impidan la construcción del oleoducto y en ese momento despierta junto a su abuela y le cuenta todo lo que ha sucedido.

Beascoa - no hay planeta b

Días después Gaia pide ayuda a su abuela para volver a viajar con ayuda de su magia y esta vez llega a Etiopía donde conoce a la tribu de los mursi, quienes tienen que recorrer a diario grandes distancias para conseguir agua desde que el gobierno vendió el valle para construir una presa hidroeléctrica.
De nuevo Gaia colabora con el poblado para encontrar una solución y llevarla a cabo.

Veremos a Gaia viajar cuatro veces, una en cada estación. Y en todos esos viajes conocerá distintas tribus o pueblos, sus problemas medioambientales, y la solución que está en manos de todos si colaboran en armonía.

El libro está completamente exento de estereotipos de género o culturales y es muy rico en detalles y datos sobre las tribus y poblados de las que nos hablan.
Al mismo tiempo que la niña va ayudando a solucionar los problemas de cada uno de ellos, están enseñando al pequeño lector como llevar a cabo planes similares para solucionar problemas similares.
Ser pequeños no es un impedimento para cambiar el mundo y hacer cosas buenas para preservar la tierra y lo que nos da.

En sus páginas finales veremos unos tips con muchas ideas que nosotros podemos llevar a cabo para cuidar el planeta. Pequeños gestos que para nosotros no suponen gran esfuerzo pero en conjunto generan un cambio.

También nos habla del ecofeminismo, mencionando a algunas de las principales mujeres activistas por la vida en la tierra. ¿Y si creas tu propio grupo activista?.

Beascoa - no hay planeta b
En el libro vemos como Gaia pasa a la acción trasladando sus ideas a sus compañeros de clase y motivando que se creen grupos de acción para comenzar a hacer cambios en la escuela en beneficio del planeta.
Podemos montar nuestro pequeño grupo de acción en el barrio, en el colegio, en nuestro edificio o con nuestros amigos y realizar cambios en defensa de la naturaleza.

Sobre los autores:

Eva Saldaña es Directora de Movilización de Greenpeace España y licenciada en Ciencias Biológicas. Este es su primer libro infantil, creado con la intención de calar en los miembros más jóvenes de nuestros hogares para motivarlos a ayudar a cuidar y mejorar nuestro planeta.

Oyemathias es Mathias Sielfeld. Estudió diseño integral de 2004 a 2009 en la Universidad Católica de Chile y trabaja sobre todo con editoriales.

El libro está impreso en España y creado con papel certificado FSC Mixto proveniente de madera reciclada o de fuentes sostenibles.
Además una parte de los derechos de la autora van para EdNa, Asociación Nacional de Educación en la Naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: