7 puntos para elegir un buen calzado de invierno para niños.

07:00 Mónica - Refugio de Crianza.

7 puntos para elegir un buen calzado de invierno para niños.

No sabría deciros cuantos pares de zapatos tengo. Imelda Marcos me llaman por mi afición a tener de todo tipo y color, pero sobre todo de invierno.
Vivir en Soria es lo que tiene, acabas dejando a un lado los zapatitos finos para llenar el armario de calzado que aguante la nieve, lluvia, bajas temperaturas y resista cualquier terreno.
Y con el niño es exactamente igual, lo que más tiene es calzado de ese tipo y además procuro elegirlo bien y tomarme mi tiempo porque tiene que tener unos cuantos requisitos necesarios.
Por ello, desde mi humilde experiencia de habitante Soriana, que viene a ser lo mismo que venir de Invernalia, os resumo nuestros puntos a tener en cuenta cuando elegimos un buen calzado de invierno para niños.

Errores al elegir el calzado infantil.

El primero y más común es comprar el calzado más grande «por si acaso» y pensando que como les crecen los pies no pasa nada. Sé que a veces es complicado elegir bien la talla, yo misma tengo que mirar bien porque compro todo el calzado para el niño en Pisamonas y de momento no tienen tienda en Soria así que lo hago online.
Por suerte tienen una tabla de medidas en cm para cada modelo de su tienda, lo que ayuda mucho a saber si nos valdrá o no porque no todo el calzado es igual ni usarán el mismo número en todo.

Heredar zapatos aunque estén como nuevos. Yo soy de las que cede las cosas del niño a las amigas y acepto lo que me dan ellas, pero con el calzado jamás lo hago. Cada niño tiene su forma y su pisada y no se deben compartir ni heredar zapatos.

Usar deportivas todo el tiempo, y esto es algo que yo hacia tanto con el niño como conmigo misma por resultarme cómodas. Las deportivas salvo que sean de piel o lona no transpiran bien y por ello debe evitarse usarlas demasiado. El peque siempre deportivas de piel para los días que toca gimnasia.

zapatillas clasicas de piel
Zapatillas clasicas de piel con velcro.

Comprar y tener solo un par de zapatos para toda la temporada. El calzado con el día a día se humedece con el sudor y el uso continuo así que conviene tener al menos dos pares para ir alternando.

Elegir un buen calzado de invierno para niños.

1.Tiene que ser fácil y rápido de poner y quitar. Eso facilita su autonomía y hace que no pierda tiempo si se los tiene que poner en el cole porque se los ha quitado (algo muy común en este hijo mio).

2. El calzado ha de ser de calidad, pero tampoco excesivamente caro. Gastar 50€ o más en un solo par por bueno que sea no entra en mis planes ya que necesito más pares y es inviable ese gasto.

3. Debe de ser calentito y a ser posible con forro por dentro. No me gusta usar calcetines demasiado gordos que no le permitan transpirar bien al pie así que elijo calzado calentito, como nuestro descubrimiento de esta semana, las zapatillas con forro de pelo:

zapatillas forro pelo
Zapatillas con forro de pelo

4. Al menos un par tiene que ser resistente a la nieve y/o la lluvia porque donde vivimos, el invierno es largo y tenemos buenas nevadas y épocas de mucha agua. Además el pueblo está lleno de cuestas y escaleras, necesitamos un buen agarre para subir y bajar del cole sin acabar en el suelo.

5. Tenemos que tener algo tipo apreski para las nevadas fuertes de enero y febrero y que sea antideslizante pero no se deben usar diariamente porque las botas no permiten la misma libertad de movimientos que el zapato bajo. Usadlas con moderación.

6. Tiene que ser de material ligero y flexible, a ser posible de piel ya que es un material muy resistente a las bajas temperaturas que permite la transpiración y tiene buen aislamiento contra el frío. Pero a su vez es muy flexible y no les causa roces en el día a día en el cole jugando, saltando o moviéndose sin parar.

7. Las punteras tienen que ser cuadradas o redondas para que tenga espacio suficiente para mover los deditos. Y debería de quedar aproximadamente 1-1,5cm entre la punta y su dedos.

Calidad, buen precio y durabilidad.

Ya os he enseñado en alguna ocasión los zapatos del peque antes y después de usarlos para demostraros que de verdad no os engaño cuando digo que a mi el calzado de Pisamonas me aguanta todo.
Las zapatillas para el cole, podría decir que el 95% de las que tiene y ha tenido son de ahí, elegimos siempre las de velcro, de piel y lavables y bien resistentes. Nos duran todo el curso.

También somos auténticos fans de las «pisacacas» tan famosas de la marca Española. Tanto nosotros como el niño las tenemos porque nos resulta un zapato la mar de cómodo para el día a día. Y ahora hemos probado con unas botas de suela track porque tengo yo unas iguales y me parecen súper cómodas, calientes y combinables para cuando se arregla un poco más y salimos.

botas track
Botas track

Hasta ahora Noah no ponía pegas a lo que le compramos o elegimos para el cole y ahora no las pone, pero ya tiene 7 años y le gusta ir «modernito» como los chicos mayores. Creo que se ha cansado de que su madre lo lleve siempre en zapatillas así que este año además hemos elegido unas botas de serraje con puntera reforzada para ir alternando con  las deportivas y las zapatillas de pelito durante toda la semana que va al cole y que solo quiere cosas «blanditas y cómodas». Si el calzado es rígido, no se lo pone y estas botas realmente es como ir en zapatillas de lo flexibles y ligeras que son.

botas serraje puntera reforzada
Botas de serraje y puntera reforzada

No soy muy dada a gastarme 50€ en cada par de zapatos, mi economía no da tanto de sí y como me gusta que el niño tenga varios pares cada temporada, es una locura. Por eso siempre, desde que el peque era un mico que empezaba a andar, ha llevado calzado de Pisamonas que me puede variar de los 20 a los 35 euros pero que además me suele salir mucho mejor porque aprovecho la época de rebajas o del 3×2 que tanto me gusta para renovar. (Ahora mismo están con las segundas rebajas, aprovechad).

Me repito más que el ajo pero no puedo recomendaros esta zapateria sin recordad sus puntos fuertes: Todos los gastos de envío, cambios y devoluciones son gratis y eso creedme, es un puntazo a su favor para los que compramos online.
Además su calzado es integramente made in Spain, modelos clásicos y modernos con los mejores materiales.
Están abriendo muchas tiendas en España últimamente ampliando así su oferta para los que son más reacios a comprar por internet y al mismo tiempo generando empleo en nuestras ciudades y nuestros barrios .

Lo que más me gusta es que siempre han sido fieles a sus principios. Los conozco desde sus inicios y siempre se han presentado como una empresa familiar que surgió de sus necesidades como padres a la hora de buscar un calzado para los niños de calidad y buen precio.
Con el tiempo, Pisamonas se ha convertido en una marca lider en el sector con tiendas no solo en España, también en otros países y su éxito es innegable.
Podrían haber subido los precios, haber trabajado con materiales procedentes de otros países y quizás más baratos o haberlo creado fuera pero no ha sido así: Siguen como en sus inicios fabricando su calzado en España con los mejores materiales y sin subir los precios ni cobrar los envíos. Y por ello, les aplaudo y les adoro.

No me creáis a mi si no queréis, echad un vistazo a su catalogo y a la opinión de todos sus clientes con un clic:

calzado infantil PISAMONAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: