Pañales ecológicos, la mejor opción para tu bebé y para regalar.

07:00 Mónica - Refugio de Crianza.

Pañales ecológicos, la mejor opción para tu bebé y para regalar.

Cuando alguien en nuestro entorno espera un bebé, lo normal es que le hagamos algún pequeño regalo en el momento del nacimiento. El regalo puede variar inmensamente, según cada uno y sus gustos, pero a veces no sabemos que regalar y de tanto pensar acabamos comprando algo que no resulta útil.

Cuando nació mi hijo me regalaron varias cosas, pero ahora mismo la mayoría las recuerdo de ese tipo, nunca llegué a usarlas, no me sirvió, o no era de mi agrado.
Por ejemplo, me regalaron ropa, pero era finales de verano (rebajas), compraron ropa de verano talla 3m y no la pude cambiar por ser de rebajas. Lo malo es que vivo en una ciudad fría donde a finales de agosto ya hay que taparse, por lo que en noviembre ni os cuento como vamos.

Recuerdo a dos personas que me regalaron lo más simple del mundo, lo que yo ni esperaba, y resultó ser el regalo más acertado de todos: pañales.

¿Por qué regalar pañales?

Cuando no sabes que regalar, los papás ya tienen de todo, o no te han pedido nada concreto, créeme que es una opción muy acertada y te cuento por qué:

Todos los bebés usan pañales, incluso aunque prefieran de tela, usarán en alguna ocasión los desechables, son muy socorridos.
Los pañales no son complicados de elegir, se elige una buena marca, la talla y listo.
Aunque no los usen al momento, es un regalo que no va a caducar y no se quedará sin usar.
Además, los encuentras en cualquier sitio: farmacias, supermercado, online etc y no te volverás loca buscando.

Eso sí, yo no regalaría cualquier pañal, porque algunos no suelen dar buen resultado. Me iría a marcas de confianza y con buenas opiniones.
Mismamente yo tengo a dos amigas a punto de dar a luz y a la hora de elegir su regalo me he decantado por comprar pañales pingo para ambas.

¿Por qué elegí pingo?

Bueno, a mi me dieron muy buen resultado, y consultando con amigas que aún tienen bebés y los usan, están igual que encantadas y me los recomendaron.

Coincidimos en que los de la marca pingo son muy suaves y no tienes la sensación de que se acartonan. Una de las cosas que queremos evitar si regalamos pañales es precisamente que les causen irritaciones y no los puedan usar.

detalle pañal pingo

Mi amiga Eva de Mamá contracorriente también los usa actualmente y me ha cedido estas fotos para que los podáis ver desde todos los ángulos.
Ella es otra de las mamás de mi entorno que los recomienda a ojos cerrados y si no os fiáis de mi porque ya no los usamos en casa, fiaros de ella que actualmente es consumidora de pingo.

Se aprecia que son muy finos, pero eso no les resta eficacia ya que son muy absorbentes y no son de los que más se inflan al estar mojados. Las tiras laterales son más anchas y largas que los pañales normales aportando más sujección.

pañales ecologicos

Los pañales llevan una linea que avisa cuando hay que cambiarlo, aunque tengo que admitir que esto no lo sabía ni me había fijado al usarlos, me lo dijo una amiga ;).
Esa misma amiga, Annabel de La nave del bebé, hizo en su blog una comparación de pañales donde preparó una prueba de absorción muy visual para enseñarnosla y precisamente los pingo ganaron por goleada, siendo los únicos que no empapaban el secante en la prueba tras poner el liquido en el pañal, con lo que en absorción, un 10.

Los pañales y toallitas pingo son ecológicos.

Los pañales están libres de perturbadores endocrinos, petrolatum, perfumes, dioxinas, etc por lo que no  causan irritaciones y además contribuyes a cuidar el medio ambiente. Las toallitas no contienen perfumes, parabenos, fenoxietanol, ni emulsionantes PEG.

Por eso están especialmente indicados para bebés y niños con piel sensible o atópica ya que no estarán en contacto con sustancias nocivas y no les provocarán irritaciones. Tienen la certificación de los sellos Naturemade Star, Myclimate y FSC.

Tienen 6 tallas que comprenden desde recién nacido hasta los 30kg. La talla 3 es para bebés de 4 a 9kg y la 4 para 7kg en adelante así que para regalar a una mamá, os aconsejo regalar la talla 3 o 4, nunca la 1 o 2. Es común que tenga ya pañales comprados en casa y las tallas más pequeñas se dejan de usar enseguida, pero la talla 3-4 se usan mucho más tiempo, así que ante la duda, mejor esa.

No solo son suaves y absorben mejor que otros, además no “huelen” cuando están para cambiar, o al menos esa es la sensación que me da. Quizás es por la ausencia de químicos por lo que noto que el olor es distinto a otros pañales que cuando están cargados huelen bastante mal.

Y ya para rematar el regalo sí queréis hacerlo de forma original, en google encontraréis paso a paso sencillas tartas de pañales que podéis hacer en casa y que así el regalo sea más resultón a la vista. Una de las amigas que me regaló pañales a mi lo hizo así y la verdad es que quedaba mucho más mono que en bolsa, para hacer un regalo os aconsejaría hacer algo así.

tarta de pañales caracol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: