La maestra es un capitán. Un libro para regalar y regalarnos.

07:30 Mónica - Refugio de Crianza.

La maestra es un capitán. Un libro para regalar y regalarnos.

No puedo más. En serio. Hoy no tengo fuerzas. Hoy, no los soporto.

Veo como se alborotan y no digo nada, hoy no me queda ni un hilo de voz. Míralos. Son unos demonios, no son niños. Unos demonios que van a sexto de primaria. Veinticinco demonios con cuernos, cola y horca.

La maestra es un capitán - Birabiro

Así comienza La maestra es un capitán, de la editorial Birabiro. El diario de una profesora de sexto de primaria. Unas palabras que nos hacen ver que estamos ante un desahogo de una maestra que no soporta más a sus alumnos… ¿verdad?.

En el diario nos nombra todos los niños y sus travesuras. El trasto de Antonio, Alicia y sus locas ideas, Luisa la artista que pinta las paredes.

La maestra se replantea seriamente su profesión. ¿Qué hace ahí?, ¿quién le mandó hacerse maestra?

El día a día de una maestra.

Apenas tiene tiempo de nada, tiene que correr para ir al super, a la zapatería y a la tintorería. Pero todo en cuestión de minutos entre que sale de la escuela y su hija va a danza. Su hija le dice que siempre es la última madre en llegar.

Deprisa y corriendo para casa, preparar a cena, y después… a corregir deberes.De su hija, y de su clase.

La maestra es un capitán - Birabiro

Reuniones de padres, quejas de padres porque has regañado a sus hijos, discusiones sin sentido. La niña que se pone mala, pero mamá tiene que ir a la escuela, no se puede quedar en casa.

Los alumnos tienen sus propios problemas, algunos le cuentan las cosas que pasan en casa, a otros les afectan los problemas de sus padres. Y la profesora se preocupa por todos ellos. Me ha recordado a mi maestra de 5 de primaria, Madre Leonisa. En esa época nació mi hermana, la primera hija de mi madre y mi padrastro, y yo lo pasé bastante fatal con tanto cambio. Me pasaba horas hablando con esa maestra, desahogandome, sintiéndome escuchada y entendida.

La maestra es un capitán - Birabiro

Y así, comprando material para el cole con su dinero y en sus horas personales, cuidando de su propia familia, corriendo, eludiendo a la gripe.

Por qué no descansas unos días, le dice su marido.

No puede, responde la hija, porque mamá es maestra.

Nuestra maestra sobrevive al final del curso, y piensa en esos 25 niños que conoce desde el parvulario, los ve muy pequeños aún para ir al instituto… siguen con sus bromas, sus travesuras y su extraño comportamiento.

Y allí, a punto de acabar ese curso, escuchando las extravagantes preguntas de sus alumnos, que jamás diría un adulto, lo supo. Supo que valía la pena ser maestra.

La maestra es un capitán - Birabiro

Lucas, que escribe poesía y dice que su maestra es el capitán de la nave. Y entonces se me hace un nudo muy grande en la garganta y mil agujas me pinchan los ojos, y pienso en la valentía de las maestras. En sus corazones intrépidos. En su determinación implacable. Y entonces sonrío.

¿Por qué sonríes? – me pregunta mateo.

Porque soy feliz

¿Valoramos realmente a las maestras?

Yo en los 3 años de colé que lleva mi hijo ya he visto los dos extremos: Dos maestras muy buenas y que se les ve a leguas que aman su profesión y a sus niños, y una de la que prefiero no hablar.

Me voy a centrar en esas, en las que aman lo que hacen, en las que tienen la vocación y ponen el corazón en su trabajo.
Para ellas es este libro que puedes encontrar en librerías o en amazon mismamente.

¿Las valoramos lo suficiente?.

Meses atrás cuando hablábamos de la jornada partida o continua en el cole, escuché varias veces esos comentarios de: Claro, eso quieren ellas, para tener más tiempo para no hacer nada. ¿En serio?. ¿De verdad alguien cree que las maestras no hacen nada?

Partiendo de la base de que ya hablé del tema de la jornada partida o continua y de que los profesores hacen exactamente las mismas horas pero en otro horario, parémonos a pensar: Están 8hr con nuestros niños, en hora de oficina como aquel que dice. Pero llegan a casa y siguen trabajando porque hay que preparar la clase del día siguiente, corregir deberes o exámenes, organizar clases… y a su vez, atender a su propia familia y su casa.

Yo las admiro, sinceramente. No podría hacer lo que ellas hacen, es una dedicación casi exclusiva (y lo dice una que se dedica a la hostelería con negocio propio…pero bueno).

¿Para quién es el libro?

Por eso es que creo que este libro tiene dos destinatarios.

Por un lado, me parece un regalo perfecto para maestras, porque estoy segura de que leerlo las emocionará, como me ha emocionado a mi sin serlo.

Y por otro lado, creo que es un buen regalo para nosotros los padres, para que sepamos reconocer el trabajo de las maestras y lo valoremos como se merece. Esos padres que a veces regañamos a la maestra en lugar de a los niños, las culpamos, o creemos que son vagas por querer una jornada continua que les permita hacer su trabajo de forma más repartida.

Lo recomiendo para todos, porque estoy segura de que tras leerlo, cambiaréis vuestra forma de pensar y de ver a profesores y maestros.

La maestra es un capitán está escrito por Antonio Ferrara, del que leemos en la web de la editorial: trabaja para dar voz a los débiles y a veces olvidados, y no podía ser más acertado porque aunque los profesores y maestros no son débiles, si que a veces son olvidados o no valorados.
Las ilustraciones corren a cargo de Anna Laura Cantoné, de la que ya tengo algún que otro título. Sus ilustraciones son divertidas, exageradas y llenas de expresión y vida.

Recordaréis que hace poco hemos reseñado dos cuentos de Birabiro editorial, de la que somos ya muy fans : El de los famosos quienqué y el de la preciosa Nuna. A pesar de que los escogí un poco movida por la sinopsis inicial y las ilustraciones, he de decir que con cada libro suyo me he sorprendido y he acertado de pleno. ¿Con qué me sorprenderé la próxima vez?

En esta ocasión no está nuestro habitual vídeo porque el libro no es para el peque, ha sido para mí. Una buena idea para regalar a una profesora o a un padre/madre.

La maestra es un capitán - Birabiro

Un comentario sobre “La maestra es un capitán. Un libro para regalar y regalarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: