Galicia. Destino para escapar en familia.

Galicia es uno de los mejores destinos para organizar una escapada en familia. Lo que más me gusta hacer cuando tengo tiempo y sobre todo dinero, es viajar. Como estoy casada con un muchacho argentino, solemos ir a su país en vacaciones. Mejor dicho, solíamos, porque desde hace unos años la cosa está muy mala y no da para semejante gasto. Si a eso le sumamos la llegada repentina de la heredera, se nos complica más cruzar el charco.

Por eso, decidimos de un tiempo a esta parte planear escapadas más cortas, de forma que nuestro bolsillo no se resienta o lo haga lo más mínimo, y que además ,el hecho de que nos acompañe un bebé de escasos 4 meses, no nos impida conocer sitios preciosos y más cercanos a nuestra casa.

Galicia es un destino perfecto para ello. Además el señor que se casó conmigo no lo conocía, y eso que estamos al lado, pero por un motivo o por otro siempre lo postergábamos. Hasta que mi señor padre decidió que ya había pasado demasiado tiempo sin ir a tierras meigas y que necesitaba un chute de marisco y albariño para seguir viviendo.

Nos fuimos todos en comuna. Mis padres, mi hermana con su marido y su hijo (bebé de 1 año), mi marido, una servidora, nuestra heredera (4 meses) y las dos perritas que conviven con la familia de mi hermana y la mía (Nef y Conga). Dos coches amplios, muchas ganas de pasarlo bien y un fin de semana largo fue lo que necesitamos para iniciar nuestra aventura.

Salimos de Oviedo hacia Santiago sobre las 15:30 de la tarde. Hicimos una parada técnica en Mondoñedo, provincia de Lugo y nos tomamos un café en la famosa “O Rey Das Tartas“. Ya habíamos recorrido casi 200 km en aproximadamente 1 hora y 45 minutos. La niña se portó genial. Fue durmiendo todo el camino y aprovechamos el descanso para que mamase un rato antes de continuar. También mi sobrino aprovechó la ocasión para merendar y continuamos camino a Santiago.

Nos quedaba exactamente la mitad del recorrido antes de llegar a destino. La verdad es que no se nos hizo nada pesado. Por suerte, las carreteras son muy buenas y en unas 4 horas, contando la parada, llegamos.

Nos hospedamos en una casa rural muy grande, casa pontesarela  (podéis ver fotos del interior haciendo click sobre el nombre) ,situada en un sitio perfecto para llegar caminando al centro de la ciudad. De todos es sabido la cantidad de turismo que tiene Santiago, con lo que aparcar sin pagar es bastante complicado, por no decir imposible. Luis, su dueño, estaba esperándonos a nuestra llegada para indicarnos bien el camino. Es una casa muy rara, pero súper chula.

Se entra como si fuese desde el tejado. Me explico. Es una casa en alturas, y se accede desde arriba. Hay que bajar unas escaleras para llegar al salón principal desde el que se distribuyen tres habitaciones, una despensa y un baño. Bajando otro tramo de escalera se llega a otro salón, la cocina y un segundo baño. Desde esa planta se puede acceder al resto de la finca que es enorme y está muy bien cuidada. Llena de árboles frutales de los que pudimos disfrutar con total permiso del dueño.

Nada más entrar a la casa nos inundó un aroma a bizcocho de naranja recién hecho. La mujer de Luis nos lo había preparado para darnos la bienvenida y nos vino de perlas para el desayuno del día siguiente, aunque ya habíamos llevado provisiones. Además conocimos una fruta que para nosotros era totalmente nueva. Se trata de las feixoas , proveniente del norte de Argentina y Brasil, con un sabor súper característico y buenísimo.

feixoa

Nos tenían preparado un cubo enorme lleno de ellas para que comiésemos y nos llevásemos a casa. Tenéis que probarla porque no sé explicar a qué sabe, tiene toques cítricos, pero a la vez es dulce. Buenísima. Por lo visto se prepara una mermelada exquisita con ellas, tendré que hacerla y ver qué tal.

La primera noche nos dimos un paseo por el casco viejo de Santiago, visitamos la catedral y cenamos en A taberna do Bispo un restaurante céntrico, muy próximo a la catedral. Llama la atención desde fuera por su enorme barra de pinchos, recordando un poco a los locales vascos tan famosos por ellos.

a taberna do bispo
http://www.santiagoturismo.com

Nosotros decidimos sentarnos en una mesa, sobre todo porque el peque tenía que comer y necesita estar tranquilo, con su trona y demás menesteres. Recibimos un trato amabilísimo y cenamos muy pero que muy bien. Pedimos una tortilla francesa para el peque. No se dieron cuenta y la primera nos la dieron con bastante sal así que les pedimos que por favor nos hicieran otra sin sal para que se la pudiera comer. No pusieron ningún problema y tuvieron el detallazo de no cobrar ninguna de las dos. Algo que valoramos un montón y por lo que estamos muy agradecidos.

El sábado nos levantamos temprano y partimos rumbo a Pontevedra. Hay aproximadamente una hora en coche. Se llega pronto y merece la pena darse un paseo. Es una ciudad pequeña, que se recorre muy bien a pie, muy peatonal, con un casco antiguo precioso, lleno de plazas con terrazas super chulas, ideales para tomarse algo. Además tuvimos una suerte inmensa y nos hizo un fin de semana que parecía que estábamos en pleno agosto. Un cielo azul intenso y un calor, a veces hasta incordión.

Tiene rincones preciosos, muy pintorescos. Fuimos recorriendo sus calles hasta llegar a la ría, desde donde había un paisaje de ensueño. Paseamos también por su mercado, degustamos productos típicos como el queso de tetilla y vimos cantidad de marisco a la venta. Nuestro objetivo gastronómico principal.

ría de pontevedra

Desde Pontevedra capital nos fuimos a un pueblo precioso costero, Combarro, situado en el municipio de Poio. Ya nos habían dicho que era muy peculiar, pero hasta que no lo vimos con nuestros propios ojos no pudimos hacernos una idea. Allí pudimos inmortalizar los famosos hórreos gallegos, que nada tienen que ver con nuestros hórreos asturianos.

Combarro. Hórreos.

Aunque es un poco complicado manejar carritos de bebés por sus calles, nosotros nos liamos la manta a la cabeza y lo hicimos sin dudar. La niña estaba dormida y si la cambiábamos a la mochila se despertaría, con el posible ataque de llanto incontrolado, así que, para no tentar a la suerte nos fuimos con todo el petate. Todas las callejuelas desembocan en la ría, es algo digno de ver. Hay un montón de restaurantes y de tiendas para comprar recuerdos. Las vistas son increíbles, así que aprovechamos la ocasión para darle de comer al niño antes de continuar nuestra ruta por la costa gallega.

combarro

 

combarro

Seguimos camino a Porto Novo. Tardamos aproximadamente 20 minutos en llegar. Pasamos antes por el famoso San Xenxo, ideal para ir unas vacaciones y disfrutar del ambiente que tiene. La parada en Porto Novo fue exclusivamente para comer en un sitio que nos habían recomendado y que no nos defraudó en absoluto. ¡¡Menudo homenaje de marisco nos dimos!! Elegimos el restaurante O Buraco, donde comimos de categoría. Está situado cerquita de la ría y tiene una terraza exterior donde nos sentamos a disfrutar de la exquisita gastronomía gallega. Nos trataron a las mil maravillas, un sitio, sin lugar a dudas, para repetir.

ría porto novo

 

ría porto novo

A mí no me gusta el pescado en general, pero la dueña me dijo que debería probar sus calderetas, hechas a la antigua usanza. Definitivamente aquel pescado SÍ ME GUSTÓ. Tenía razón. Iba acompañado de cachelos gallegos que no podían estar más ricos. Todos los tipos de pez que puso, me parecieron deliciosos: raya, merluza, bacalao, rape… Pero para mí, lo mejor de todo… los camarones o quisquillas y las zamburiñas. Un auténtico espectáculo al paladar.

camarones

zamburiñas

Desde aquí nos fuimos a conocer la Isla de La Toja y a visitar la característica ermita de las conchas. Nos llevó otros 20 minutos en coche.Hay un paseo precioso hasta llegar a ella. Nos vino genial para ir bajando la copiosa comida que nos habíamos metido poco antes entre pecho y espalda :D.

 

isla de la toja

 

ermita de las conchas. La toja

Elegimos como último destino para culminar el sábado Cambados situado en la Ría de Arousa. Nosotros pasamos poco tiempo allí, pero tenemos que volver en otro momento durante el día. Nos pareció un pueblo precioso, con sus pazos, sus casas nobles, callejuelas empedradas, zonas peatonales para pasear… Eso sí, nuestra corta estadía nos regaló momentazos como estos:

cambados

 

cambados

Para cenar paramos en un restaurante muy cercano al centro de Santiago, la Raxería San Marcos donde es famoso el pulpo a la gallega y el raxo con patatas. No tengo foto de los platos pero os digo que es parada obligada si queréis comer bien pero bien, bien.

Al día siguiente dimos un paseo por Santiago. Visitamos la catedral de día, aunque no pudimos entrar de la cola que había. Compramos unos recuerdos en las platerías de los alrededores y dimos por finalizado nuestra escapada de fin de semana. Nos lo pasamos genial. Comimos como nunca y quedamos con ganas de más. En cuanto podamos volveremos por tierras galegas a donde siempre es un honor viajar.

¿Conocéis esta zona de Galicia? ¿Qué experiencia tenéis vosotros?

Un saludo y sed buenos,

Andre

 

Anuncios

10 thoughts on “Galicia. Destino para escapar en familia.

  1. ¡Ese es mi hotel! El Louxo la Toja se ve al fondo de una de las fotos. Para nosotros fue tan impresionante… Fuimos hace 2 veranos y como en el Mediterráneo las mareas se notan tan poco, en ese hotel pasábamos de tener el agua en la puerta del jardín a tenerlo a cientos de metros. ¡Fue súper chulo visitar esa zona de Galicia!

    Le gusta a 1 persona

  2. Nosotros fuimos a Galicia de novios, pero queremos repetir con los niños. Me ha gustado mucho el montón de recomendaciones que has dado sobre lugares para comer, y las fotos son preciosas 😉
    Por cierto, si que os cundió el fin de semana 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Aixxx me encanta Galicia, tenemos familia por Lugo y de tanto en cuanto pasamos por allí las vacaciones, es precioso y de la comida qué te voy a contar! Para el verano que viene estamos planeando volver, y es que siempre vamos hacia el norte! Lo malo es que nos queda bastante lejos, pero bueno, hacemos el viaje en dos días, más que nada para los niños y listo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s