Balance del primer año del bebé

El primer año del bebé.

Aún no me puedo creer que ya esté escribiendo esto. ¡Un año! ¡un año!

¿Cómo es posible? Es cierto que con ellos el tiempo pasa a una velocidad diferente, y si lo pienso, da incluso algo de vértigo. No sé por dónde se pudieron ir todos estos días, y me imagino que sea un sentimiento en común a todos los que hayan tenido un hijo.

Por supuesto hubo días malos, malísimos, aunque reconozco que incluso en esos días tuve momentos de sonrisas, porque si de algo son capaces los bebés son de iluminarte la cara con un simple gesto.

Alien llegó para desarmarme y para redescubrirme. Sacó a relucir aspectos de mi carácter que no sabía que existiesen. Me hizo más tierna y más llorona, sobre todo en los primeros meses de su vida, aunque puede que esto se debiese a la locura hormonal que estaba viviendo.

BYE BYE CACTUS, HOLA BOLA DE HORMONAS

Ahora, mientras lo veo ponerse en pie por sí mismo me parece que hace una eternidad estaba sujetándole la cabeza. Es muy contradictorio, lo ves lejano, y sin embargo el tiempo se pasó muy rápido. ¿Será que a la vez que das a luz hay un cortocircuito en el cerebro, y te hace que vivas para siempre en un estado de semi-locura?

Si pudiese hablar con mi yo de hace un año, seguro que me diría que me relajase. Es lo que todos desde fuera te dicen : tranquila, no es nada, tranquila,eso es normal, tranquila,duerme,él está bien. Pero no es lo mismo decirlo que vivirlo. El hecho de que Alien no subiese de peso tampoco me ayudaba a estar tranquila, ni los análisis de sangre, ni su color amarillo… El tío me lo puso difícil, vamos a asumirlo.

Criar no es fácil, y menos para una primeriza. En ocasiones te sientes sola, y eso que no me falta apoyo pero es un tema más psicológico, el cansancio juega malas pasadas. Luego está el tema laboral; en mi caso el contrato se había acabado unos días antes de que él naciese y aunque me surgieron algunas posibilidades de volver a trabajar en distintos sitios, preferimos dejarlo pasar, pues no compensaba económicamente y conciliar era inviable. Muchas veces, cuando Doraemon se levantaba a las 5 para ir a trabajar me hubiese puesto en su lugar sin dudarlo. Al llegar a casa me preguntaba qué tal el día, y por mi parte que era más de lo mismo día tras día. Veía que pasaban las horas y no había hecho nada productivo, quería haber podido cocinar, estar un rato con el ordenador, hacer algo, hacer algo, hacer algo… y ahora entiendo que hice, y mucho, aunque no fuese tangible.

Ahí va mi resumen de este primer año:

Reconozco que los primeros meses me atormentaba el síndrome de la muerte súbita, y no estaba tranquila ni en los pocos ratos que él dormía. ¿Respira? ¿Estará bien? ¿Y ese sonidito? Me volvía loca que se durmiese en el huevito: Ya lleva mucho tiempo ¡la espalda! ¿y si se ahoga en esa postura?. Son meses de locura, hasta que supongo asimilas la nueva situación, y entiendes que son más fuertes de lo que te imaginas.

Luego vienen las crisis de lactancia, en las que peleas y peleas porque parece que te rechaza, y si embargo llora como si se fuese a morir de inanición.

Si tienes la SÚPER SUERTE de tener a un bebé que sufre cólicos, vivirás al menos 3 meses intensos como pocos.

Vuelven las crisis de lactancia ( hay varias, para que no te acomodes).

Cuando todo parece normalizarse llegará alguna vacuna, que te desestabilizará un par de días.

Luego aparecen los dientes, ¡ooooooou yeah! Babas, bebés protestones por el dolor, culetes en carne viva que no curan ni con la mejor crema del mercado. Puro Rock&roll. Y ya llevas al menos 6 u 8 meses de locura.

Pero tu retoño sigue avanzando, y ya domina el arte del croqueteo, así que no te puedes fiar ni medio segundo, porque se girará y se caerá de donde le dejes. Confieso que el mío tardó 7 meses en caer por primera vez de la cama, pero se cayó.

Llega la etapa en la que se pone de pie, y se lleva todo a la boca, y añoras los momentos en los que sólo estaba conforme cuando lo tenías en brazos, porque al menos lo tenías bajo control.

Ahora vivo las situaciones con otro punto de vista y me veo actuando más como mi antiguo yo, y no como esos primeros meses, aunque aún sacudo la cabeza de flipe cuando oigo “anda, vete con mamá” o “mami… que este crío tiene hambre”.UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUF QUÉÉÉÉÉÉÉÉ MOVIDAAAAAAA.

Vuelvo a ser la misma irónica, olvidadiza y “pasota” que era antes. El día que fui a la consulta del pediatra sin un pañal de repuesto y me vi pidiéndoselo a otra madre, me dió la risa: Hola Sapito, me alegro de que tú y tu empanada habitual hayáis vuelto.

Y si tengo que hacer un balance del año, y dar algún consejo a las que vayáis a ser madres en poco tiempo, me pondré en plan abuela, y os diré que aprovechéis cada momento, porque crecen muy rápido. Que anotéis cada logro, aunque parezca absurdo, porque después mola mucho leerlo. Yo hice un mes a mes, poniendo su peso, talla, y los cambios que iba notando en él: su primera risa con sonido,su primer día de playa, el momento en que brotaron los dientes… Quizá cuando se lo enseñe cuando sea mayor le parezca una ñoñería, pero cuando él tenga un hijo, lo entenderá. Y que les hagáis miles y millones de fotos (creo que aquí entra en juego el haber sido la segunda hija con un porcentaje infinitamente menor que la petarda de mi hermana).

Que ser madre no es fácil, que es una carrera de obstáculos, y que no os creáis a pies juntillas a las que dicen que es MARAVILLOSSSSSSSSSO MARAVILLOOOOOOOOSO MARAVILLOOOOOOSO (poned voz de cualquiera de la familia Iglesias), porque hay momentos duros de cojon%$· en los que dices… con lo bien que estaba yo haciendo mi vida sin tener que adaptarme a nada. Pero que no importa, porque al final la naturaleza es sabia y les pone esos ojos en la cara enormes, tipo gatito de Shrek que te miran como sólo lo hace un enamorado, y se te va a olvidar la mierda de día que estabas teniendo.

Besitos de sapo maternal

Anuncios

10 thoughts on “Balance del primer año del bebé

  1. Me partooo contigo jajajaja pero vengo a decirte así por lo bajito…que es maravillosoooo
    Yo repetí maternidad y con el peque he pasado los mismo miedos que cuando era una primeriza, pero me lo he pasado tan tan tan bien criándolos y disfrutando de ellos que de lo malo me río yo. Y con la primera nena me ayudaban las abuelas pero con este enano no, y aunque es muy muy agotador criarlos solos es muy muy gratificante al final del día ( sobre todo cuando los acuestas ) Disfruta de tu peque que como bien dices, crecen a una velocidad impresionante ( la mía en nah ya me trae el novio a casa )…
    ¡¡¡¡Bikos!!!!

    Me gusta

  2. Me he reído mucho con tu post 😀 Como nos preocupamos por todo…Mi bebé tiene un mes de vida y ya he vivido un crisis de lactancia…También me atormenta el tema de la muerte súbita. Aunque cada día me despierto pensando: relájate y disfruta de ella. Hay días que lo consigo más y días que menos jeje. En mi blog acabo de relatar mi parto, por si quieres leerlo. Un abrazo!

    Me gusta

  3. siento decirte que…cuando tengas dos ( si los quieres!), serás igual de inexperta!!! no hay algo en lo que NO te lleguen a sorprender…!! jajaja, pero sabes? lo importante, es disfrutar la maternidad todo lo que puedas, incluso con sus cosas malas ( que las tiene y quien se atreve a decirme que no!!???) , sacar lo máximo positivo. Ser madre vale la pena. Ser madre puede ser una increible experiencia!! FELIZ primer año, y a seguir aprendiendo en este camino de locos!

    Me gusta

    1. Uf hay gente que solo te cuenta las cosas maravillosas y fáciles,y no es así. No nos hacemos ningún favor endulzando los momentos. A caso no hay situaciones en las que quieres salir huyendo?. En cuanto a repetir… No me veo lo suficientemente valiente. No no… Me parece que no jajajaja. Gracias por la felicitación. Muaaas

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s