Los beneficios de hacer actividades extra escolares

Es cierto que hay un eterno debate entre si se deben mandar a los niños a actividades extra escolares o no.

Cuando yo iba al cole no había tantas opciones como las que hay hoy en día, pero teníamos un montón de actividades a elegir, incluso algunas eran en fin de semana, como por ejemplo, baile regional.

Soy de las que están a favor de este tipo de actividades, pero con algún que otro matiz, me explico.

A favor:

  • Cuando el niño o la niña piden una determinada actividad con un fin en concreto. Le gusta aprender artes marciales y eso en el cole no le es posible.
  • Cuando sirva para reforzar algunas asignaturas troncales, siempre y cuando al niño/a le sea necesario. Por ejemplo, inglés. Hay veces que lo recibido en el aula no es suficiente y hace falta  apoyo. No me refiero a tener a la pobre criatura estudiando inglés 3 horas diarias por las tardes además de lo que ya hace en el cole, no. Soy profesora de inglés como actividad extra escolar y en mi aula los niños aprenden de forma lúdica, dinámica y se lo pasan pipa. No está reñida una cosa con la otra. Doy fe.
  • Cuando sea necesario por el tema de la dichosa conciliación familiar. En ese caso, es por obligación, ya que en este, nuestro país, el problema de los horarios padres/hijos es algo serio. Hay familias que disponen de apoyo por parte de abuelos, tíos etc… pero las hay que no. En ese caso, y cuando la necesidad aprieta, no queda más remedio que tratar de cubrir esos vacíos temporales y siempre se puede echar mano de una actividad extra escolar que le resulte apetecible al pequeño.
  • Cuando se trata de actividades realmente de ocio. Por ejemplo actividad física o artística. Después hablaré de los beneficios que traen consigo este tipo de actividades en concreto.

En contra:

  • Cuando se utilizan en beneficio de los progenitores y no de los niños. Conozco casos en los que los padres llevan a los niños a 1000 actividades, los llenan de obligaciones solamente para tener “ratos para ellos mismos”. Pues muy bien, ole tú. No estoy de acuerdo con esto.
  • Cuando supone un sobre esfuerzo para el niño o la niña sin tener necesidad de ello. El problema de : “mi hijo/a es más listo/a que el tuyo porque va a inglés, chino mandarín y ruso profundo” está a la orden del día. No me digáis que no. Es así, hay gente pa’ tó, qué le vamos a hacer. No tienen en cuenta si el niño o la niña realmente quieren hacerlo, lo que verdaderamente importa es la imagen que se da.
  • Cuando la actividad extra escolar en sí se convierte poco más que en un trabajo para el niño o la niña que lo practica. Seguro que entendéis a lo que me refiero con sólo dos palabras. GIMNASIA RÍTMICA. No quiero que este comentario de lugar a malos entendidos. Me voy a explicar un poco más. Comprendo perfectamente que a las niñas y a los niños les encante practicar deportes de este tipo, porque son muy amenos, son grupales, son divertidos… hasta ahí vamos bien. El problema viene cuando los niños dedican más tiempo libre a hacer esta actividad que a cumplir con sus obligaciones como estudiantes. A mí llamadme rara, pero lo primero es lo primero, y más si tu hijo/a no es de los que más rápidamente coge conceptos en el aula ni rinde después en los exámenes. Todo esto lo digo con conocimiento de causa. Y es que al final, lo que podría ser un hobby precioso se convierte en una carrera de fondo, pero ya no para los niños y niñas que lo practiquen, si no para los padres. ¿Alguna vez se pararon a pensar en si sus hijos son felices haciendo eso? Si es así,perfecto, pero no siempre es el caso, creedme. Hay veces que los deseos de los padres se convierten en obligaciones para los hijos, y a mí eso, no me gusta.

Total, que el día que yo tenga un hijo, me decantaré por actividades extra escolares que realmente le sirvan para algo. Las actividades físicas grupales para mi gusto son las más adecuadas, los idiomas también son básicos, y eso que a mí lo de hacer deporte me da un poco de alergia, pero reconozco que tiene un montón de beneficios, como por ejemplo:

  • Fomentan el trabajo en equipo.
  • Aprenden a compartir.
  • Adquieren habilidades motrices.
  • Mejoran el equilibrio, los reflejos, la resistencia, la agilidad…
  • Aprenden disciplina.
  • Ayudan a liberar energía a la vez que disfrutan y se relajan.
  • Les ayuda a gestionar mejor el tiempo y a aprender a organizarse.
  • Les enseña a adquirir responsabilidades y a tomar decisiones.
  • Trabajan el respeto y la tolerancia a la frustración.

Un deporte que me dio por practicar de mayor fue el patinaje. Me encanta sacar mis roller de vez en cuando y salir a dar una vuelta con ellos, o pegarme algún golpe, depende del día. Las habilidades físicas no son mi fuerte.

patinaje

Este año, vino a vivir a mi ciudad una familia amiga. Ellos son de Argentina, la tierra del tango, y tienen 3 niños preciosos. La más pequeña es una fanática del patinaje y tiene como referente a una actriz argentina que está arrasando también en nuestro país, seguro que las que tenéis niñas pequeñas sabréis de quién os hablo. SOY LUNA. Así que, una vez instalada en el cole, le propuso a su madre hacer una actividad deportiva, ¿Adivináis cuál?

PATINAJE

Además tuvo la grandísima suerte de que una de las marcas con las que nosotras solemos colaborar, ZIPPY, lanzó una campaña de fin de verano con ropa dedicada a esta serie de televisión.

colección Zippy Soy Luna

Imaginaos la cara de la niña cuando se enteró…

Soy Luna para los que andéis perdidos en el tema, es una serie de televisión juvenil argentina producida en colaboración con Disney Channel Latin America. La historia combina comedia musical, drama y romance. Y vuelve locas a las niñas, que toman como referente a la protagonista de la serie y quieren imitarla en todo lo que hace. El merchandising, como veis, es espectacular. Además de ropa se pueden conseguir mil artículos con la cara de Soy Luna, o con el logo. Mochilas para el cole, estuches, paraguas…

Zippy tiene muy buenos precios y además suele lanzar líneas modernas con ropa preciosa, apta para cualquier bolsillo.

Da la opción de compra online, que para mí es la más cómoda si andas escaso de tiempo. Y además, en el caso de que haya que hacer un cambio, no hay problema, siempre y cuando sea dentro de los 30 días siguientes a la compra. Además es totalmente gratuíto.

De todos modos, los envíos aunque se pagan, son económicos, 3,50€, y si haces compras superiores a 49 euros te ahorras este gasto.

Para que podáis ver un poco mejor la ropa de cerca, con permiso de los padres de Jose, así se llama nuestra modelo, le hemos hecho un “book” que os muestro a continuación.

Ella posó como una verdadera artista, disfrutó un montón de la sesión de fotos y está encantadísima con la ropa de Soy Luna.

sudadera fucsia soy luna zippy
La sudadera fucsia “Soy Luna” es preciosa y muy combinable. Tiene un colorido muy alegre y se puede usar para un montón de looks diferentes. Con leggins queda genial.

 

camiseta gris soy luna Zippy
La camiseta gris, lleva impresa la imagen de la actriz protagonista de Soy Luna, y eso a Jose le encanta. No pierde ocasión para mostrarla a la cámara. Aprovechando estos coletazos de verano que quedan por el norte de España, dedica su tiempo libre a practicar patinaje como la chica de la serie.

 

vestido Soy Luna Zippy
Otra opción que ofrece Zippy en esta línea es un vestido de algodón que simula estar dividido en dos partes, falda y camiseta, pero que realmente es solo una pieza. Es muy cómodo y súper ponible. También para invierno al llevar manga larga. Combinado con unos leggins o unas medias azules queda perfecto.

 

complementos para el pelo Zippy
Además de ropa. Zippy ofrece un montón de complementos a precios muy económicos, como esta goma de pelo o esta corona de princesa que a Jose tanto le gusta.

Así que, ya sabéis, si tenéis hijas locas por SOY LUNA, no dudéis un segundo y acceded a la web de Zippy, os van a sorprender sus precios y querréis comprarlo todo jajajajaja.

Un saludo, sed buenos.

Gloan.

Anuncios

27 thoughts on “Los beneficios de hacer actividades extra escolares

  1. El tema extraescolares da para toda una saga de post. De momento mi experiencia personal es q mi hijo con 3 años no está para depende q extraescolares. Nos apuntamos a yoga en familia. La profesora además de ser un poco seca q no se dirigió a los niños en ningún momento, nos dijo q ella era profe de educación física y no de yoga jajja. Lo siguiente fueron 40 minutos de nuestros hijos corriendo y saltando sobre madres intentando hacer yoga. Conclusión: no vuelvo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Madre mía… pero la gente ¿En qué piensa? Hace unos días me contaron que en un grupo de inglés, los tenían pintando todo el rato… si es que… no puede ser. Lógico que no vuelvas. Yo tampoco lo haría.

      Le gusta a 1 persona

  2. La verdad es que es un tema difícil. Oír cosas como que tu hija quiere ir a baile, pero no, va a ir a inglés y a natación porque lo digo yo… pues realmente no mola mucho. Y sobre todo cuando hablamos de infantil, que si, que cuanto antes empiezan con los idiomas, mucho más rápido aprenden y menos les cuesta, pero si un niño va por obligación y acaba no gustándole, puede que se convierta en algo que odie más adelante. Como bien dices, si un niño siente mucha atracción por algo, patinaje, karate, inglés, baile, baloncesto, es genial que pueda desarrollar sus habilidades en algo que le guste, porque seguro que va encantado, además de todos los beneficios que le aportará la actividad. Pero sin meterlo en 20 cosas al día y que luego no tengan tiempo ni de jugar un poquillo que también es super super bueno, ni de estar con la familia que es básico. Besotes!

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay las extraescolares…
    MI mayor hace fútbol desde los 3 años y medio y ahí seguimos… Pero porque él quiere y le gusta, sino, nanai de la China.

    La pequeña, entre semana no hace nada ( de momento porque a veces cambian ) pero el sábado hace equitación, también porque ella quiere .

    Conozco el caso de los hijos de una amiga que hacen DE TODO, incluso hay días que tienen varias extraescolares… Porque se tienen que formar en muchas cosas según su madre… Si los vierais… Son almas en pena por las mañanas…

    Le gusta a 1 persona

  4. En mi humilde opinión los niños tienen que tener tiempo de ser niños, y apuntarlos a extraescolares sin conocimiento para así quitármelos de encima me mata…Una amiga nuestra hace eso, y me da una pena el niñño…Pero haya cada cuál, nosotros llevamos al mayor a taekwondo,, estuvo unos días de prueba y le encanta porque es un niño que le gusta mucho todo lo físico…y nad más terminar al parque para poder disfrutar de si tiempo libre!! La verdad es que esta entrada puede dar muchi juego, porque hay opiniones para todos los gustos!!jjejje, besotes!

    Le gusta a 1 persona

  5. Mi hijo pequeño de 4 años solo quiere ir a patines, y es a lo único que va. El mayor cuando iba a infantil no quería ir a extraescolares y no fue. Ahora con 7 quiere ir a toooodo lo que tenga que ver con deportes y va 1 hora al día 4 días a 4 actividades diferentes diferentes. No lo hago por quitármelo de encima ni mucho menos (ya que ahora encima empieza a querer quitarme él a mi). Creo que las actividades extraescolares son ellos los que deben de pedirlas siendo conscientes de lo que implica y de la responsabilidad que supone apuntarse a algo y nosotros como padres saber hasta donde pueden llegar. Aquí en el pueblo hay padres que meten a sus hijos en el coche una hora todos los días para llevarlos a natación, a taller de matemáticas a gimnasia rítmica….y a mi me dan una penica….el ratito de parque se lo pasan metidos en el coche!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy de acuerdo contigo. Siempre que ellos quieran y cumplan… porque también los hay que se meten a hacer algo y a los 3 días se aburren y les piden a los papis que los desapunten jejejejejejeje. Un saludo!!!

      Le gusta a 1 persona

  6. Es un tema complicado. Yo también soy profesora de extraescolares (refuerzo escolar e inglés) y he de reconocer que hay más de un caso en que el niño en cuestión, acaba dándome pena. He tenido niños de 6 años que vienen cada día a repaso o niños que tienen una agenda más llena que la mia con sus actividades extraescolares (y eso que para mi es mi trabajo) o padres que directamente “aparcan” a sus hijos en nuestro centro.

    Por otro lado, sí que creo que hay momentos en los que estoy de acuerdo que estan bien las extraescolares como puede ser que lo pidan pero creo que hay que ir con cuidado porque es muy fácil pasarse sin darse cuenta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s