La importancia de elegir un buen calzado infantil en verano.

07:00 Mónica - Refugio de Crianza.

La importancia de elegir un buen calzado infantil en verano.

No se vosotros, pero yo soy muy fan del calzado de verano.

Por norma general suelo andar descalza por casa, sea invierno o verano. En invierno, al estar la calefacción encendida, me lo puedo permitir del mismo modo.

No hay nada mejor que andar descalzo. A pesar de que en mi casa siempre me persiguieron para que me pusiese las zapatillas, en cuanto tenía un momento “libre” caminaba sin ellas. Me encanta.

Así que, aunque me gusta mucho el calzado propiamente de invierno: botas altas, katiuskas, botas de agua… estoy deseando que llegue el verano para sacar del armario a mis amadas chanclas y calzado fresco.

No se si tendrá un poco que ver el calor con la vagancia, y eso que vivo en el norte del país, si llego a nacer en Sevilla no sé qué haría con mi vida. Pero, me encanta usar zapatos de verano de los que no hay que atar. Chanclas, alpargatas de lona, mocasines etc…

Así que, he ido haciendo acopio de todo ello y os lo voy a mostrar a continuación.

Pero antes, me gustaría comentar una serie de puntos para que todos elijamos correctamente nuestro calzado.

Parece una tontería, pero es muy importante hacerlo bien, y mucho más cuando hablamos de niños.

Consejos para elegir un buen calzado infantil

  • Seguro que muchos de vosotros recordáis a vuestras madres agachándose para ver dónde teníais el dedo gordo del pie. Y es que es necesario que haya una distancia de separación de aproximadamente 1,5 cm entre el primer dedo del pie y la puntera del zapato. Si hay menos diferencia el zapato le quedaría demasiado ajustado al niño, y probablemente en muy poco tiempo no podría usarlo. Si por el contrario la distancia es mayor, el pie no quedaría correctamente sujeto y no sería favorable para el pequeño.
  • Nunca debemos comprarles a los niños zapatos que les queden demasiado justos, ya que, sobre todo cuando son pequeños, puede acarrear problemas en la formación de los huesos y en el crecimiento natural del pie.
  • Debemos elegir zapatos de material flexible y que sean cuanto más ligeros mejor, para asegurar la comodidad a la hora de usarlos y de disfrutarlos.
  • Cara al verano, es mejor comprar zapatos que sujeten el pie. Hay sandalias para ellos que llevan sujeciones y que evitarán que se hagan daño o que pierdan el calzado. A poder ser, evitar chanclas de las que llevan elementos entre los dedos de los pies para ellos.
  • La plantilla de los zapatos debe ser plana y flexible.
  • Sin embargo, la parte trasera del calzado debe ir reforzada para conseguir una buena sujeción del tobillo, una buena estabilidad a la hora de caminar y evitar lesiones.
  • Uno de los mejores momentos para probar zapatos y dar en el clavo a la hora de elegir es a última hora del día, cuando los pies están cansados y normalmente más hinchados debido al paso de tiempo y a la actividad. De esta forma evitaremos sorpresas a futuro.
  • Olvidar el lema “lo compro un poco más grande para que le sirva más tiempo”. Esto no es funcional para los niños. Los zapatos son importantísimos y deben comprarse de la medida justa para cada pie.
  • Recordad que el pie de los niños crece muy rápido. Es aconsejable hacer revisiones periódicas para tener la certeza de que están utilizando la talla correcta.

No podía faltar mi cita con la que es, desde hace un tiempo, mi zapatería favorita. Pisamonas.

Tienen una variedad de calzado estupenda y unos precios muy competentes. Podéis acceder a la tienda pinchando —-> AQUI

He roto la hucha y he pedido 3 modelos que estoy segura no me van a defraudar. Ya los he usado un par de veces y no pueden ser más cómodos.

 

Sandalias animal print. Pisamonas

Primero he querido coger unas sandalias. Son de piel, como podéis ver en la plantilla del zapato. Había dos modelos. Unas eran rojas con estampado de leopardo y estas otras sobre tono azul y estampado cebra. Dos modelos de tendencia, animal print, que combinan genial con cualquier tipo de ropa. Yo que soy adicta a los vaqueros, las pongo a todas horas y son geniales. Además la sujeción del tobillo es un plus, te aseguras de llevar el pie bien sujeto. Están muy bien de precio. 23,95 €.

alpargatas con suela de esparto. Pisamonas

Llevaba ya un tiempo en búsqueda y captura de unas alpargatas de esparto. Me parecen comodísimas y las puedo usar calzadas o como dice mi madre “escalcañadas”, metiendo el pie y dejando la tela del tobillo sin calzar, como si fuesen unas zapatillas de andar por casa. El estampado me parece súper chulo y combinable. La comodidad está asegurada con este tipo de calzado. Son frescas, muy ligeras y sobre todo muy cómodas. Lo mejor, su precio. No llegan a 12 €. Hay tallas desde la 34 a la 44. Son unisex, así que podéis comprar unas para cada miembro de la familia :D.

Mocasines marrones. Pisamonas.

Y por último los clásicos mocasines. Me he decidido por el color marrón. Los rosas me parecían demasiado tiernos para mi estilo de ropa. Son geniales y aptos para cualquier look. Están disponibles hasta la talla 40 y su precio es de 32,95€.

Os aconsejo que entréis en su web para echar un vistazo ya que tienen un montón de cosas chulas, con una guía de tallas que te orienta a la hora de comprar. Los precios son muy competentes y el servicio es inmejorable.

Yo os dejo, que voy a aprovechar el buen tiempo y dar una vuelta con mis nuevos mocasines, que me tienen enamorada.

Sed buenos!.

 

Gloan.

 

19 comentarios sobre “La importancia de elegir un buen calzado infantil en verano.

  • el 27 junio, 2016 a las 09:13
    Permalink

    Ay, pues no sabía lo del centímetro y medio, y mira que lo he mirado hacer veces…

    Respuesta
    • el 27 junio, 2016 a las 10:55
      Permalink

      Si es que… siempre se aprende algo jejejejeje. Irás a ojo, como mi madre. 😀

      Respuesta
  • el 27 junio, 2016 a las 10:57
    Permalink

    Uf yo con lo de las tallas del calzado siempre me armo un lío… Este año ya vamos por tres sandalias que me ha tocado cambiar porque las tiras le quedaban excesivamente anchas.

    Respuesta
    • el 27 junio, 2016 a las 11:01
      Permalink

      Jolín, pero ¿Es una tienda online donde compras? Suelen tener tablas para que le midas el pinrel al churumbel y acertar seguro. Qué rabia, con lo rollazo que es tener que andar haciendo cambios.

      Respuesta
      • el 27 junio, 2016 a las 11:07
        Permalink

        Que va! Tienda física, pero Valkiria no para quieta y casi no se deja probar. Aparte de que tiene el pie muy fino, es fácil que todo le vaya ancho y se le salga. Si que es un rollo, si!

        Respuesta
        • el 27 junio, 2016 a las 11:11
          Permalink

          Tienes otra opción, dejarla andar descalza hasta que se esté quietecita jajajajjajajaja.

          Respuesta
  • el 27 junio, 2016 a las 11:49
    Permalink

    Lo mejor es que estén descalzos y que se forme un callo. Verás lo que ahorras en calzado!

    Respuesta
  • el 27 junio, 2016 a las 13:16
    Permalink

    me encanta pisamonas!!! Yo añadiría otra cosa: no siempre los hermanos deben heredar calzado… Yo soy de guardar todo aquello q esté medianamente bien y ayer disgustazo, le puse a Gabriel unos playeros q habían ido de Rafa y el pobre tenía el pie destrozado!!! asi que vale más probar por casa para comprobar si están cómodos con el calzado!

    Respuesta
    • el 27 junio, 2016 a las 13:23
      Permalink

      Es cierto, eso lo comenté en otro post sobre calzado. Los zapatos deberían ser de uso exclusivo, por aquello de que dependiendo del pie, se pueden deformar. Pisamonas es genial!!!!! Un besucu.

      Respuesta
  • el 27 junio, 2016 a las 17:06
    Permalink

    Si no van atadas con cordones, o cerradas con velcro o hebilla, descartadas para mi bichilla. Tenemos varios de Pisamonas para este verano, pero mucho modelos no los puede usar porque es una cabra loca y se los dejaría por el camino.

    Respuesta
    • el 27 junio, 2016 a las 17:07
      Permalink

      😂😂😂😂😂😂. Déjamela unos días, por fa. Me lo pasaría tan bien con ella!!!

      Respuesta
  • el 27 junio, 2016 a las 21:13
    Permalink

    Muy buen posteo. Es un tema muy relevante! Yo me acuerdo que de peque pedí y súper insistí por unas sandalias que eran de un plástico rosado del tipo transparente con brillitos, muy linda, sí, pero que no pude usar más que el primer día porque con el calor mis pies la pasaron mal. Recomiendo las que son de otro material. Ahí ingresé a la página que nos has sugerido y vaya, tienen modelos muy lindos y con unos colores tan bonitos!! Ya me encantaría poder hacer una compra al por mayor jeje!
    Saludos!!!

    Respuesta
    • el 27 junio, 2016 a las 21:24
      Permalink

      Jejejejeje si!!! Tienen cosas chulísimas en esta tienda y además muy bien de precio. Es importantísimo elegir bien el calzado para mantener una buena salud. Muchas gracias por tu comentario 😉

      Respuesta
  • el 27 junio, 2016 a las 22:58
    Permalink

    Lo del centimetro y medio ni idea, empiezo la semana aprendiendo algo jiji. Es muy importante el calzado, aunque en casa en verano hacen huelga, y cuando les digo ponerlos los zapatos que nos vamos se van en zuecos de la playa/piscina, así que imagina cuando quiero arreglarlos un poco mas. Me encanta pisamonas.

    Respuesta
    • el 27 junio, 2016 a las 22:58
      Permalink

      Es que el verano es la mejor época para ir descalzo 😁😁😁. Los zapatos estorban demasiado . Un besin!

      Respuesta
  • Pingback:Precauciones con los niños en vacaciones. – Refugio de Crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *