Cómo practicar mindfulness en casa

Si tratamos por un instante de pensar en algo que tengan en común las palabras Relajación y Niños, lo más probable es que no obtengamos nada.

A mi la relajación me hace pensar en lugares tranquilos, en el silencio, en música bajita, en luz tenue, en mente en blanco, en paz interior.

Sin embargo, cuando pienso en niños se me viene a la cabeza, ruido, juguetes, risas, llantos, carreras, alegría, caos, alboroto.

Viéndolo de este modo, poco sentido tiene que tratemos de aunar estos dos conceptos. Pero no es así.

Hace años, trabajé en un centro de menores, donde convivía muchas horas seguidas con niños y adolescentes. Tenía a mi cargo a unos 8 críos con edades comprendidas entre los 4 y los 18 años.

Normalmente, el ambiente del que vienen estos niños no es el más adecuado para su desarrollo físico ni psicológico, y lo más probable es que traigan consigo muchísimas carencias, sobre todo emocionales.

La convivencia con niños de edades tan dispares era en ocasiones complicada. Los mayores, con sus juegos alteraban a los pequeños sin querer. El problema venía cuando los peques tenían que abandonar el ocio para meterse en la ducha o irse a dormir.Era una pelea complicada pero una batalla que terminé ganando, y eso que aún no conocía el MINDFULNESS, pero sin saberlo, lo practicábamos.

Realizábamos ejercicios de relajación todos los días, y aunque en un principio costó un poco que se lo tomaran en serio, finalmente eran ellos los que pedían hacerlos ,ya que se daban cuenta de que después de terminar se sentían mucho mejor.

El Mindfulness es un conjunto de prácticas, derivadas de la meditación budista, que permiten entrenar a la mente para permanecer serenos, conectados al aquí y ahora.

Hay estudios contrastados que aseguran muchos y muy buenos beneficios si empleamos correctamente estas técnicas con los niños. Por ejemplo:

  1. Aumenta su capacidad de concentración.
  2. Son capaces de ponerse en el lugar de los demás y entender lo que les sucede. Se vuelven más empáticos.
  3. Mejoran sus habilidades sociales.
  4. Se vuelven más alegres.
  5. Les ayuda a controlar sus emociones, a tranquilizarse en momentos de enfado, en episodios de frustración y a mejorar la seguridad en sí mismos.
  6. Mejoran el aprendizaje y el rendimiento académico.

Y es que si os paráis a pensar un poco, tiene muchísimo sentido, independientemente de que la práctica la haga un niño o un adulto.

Hay personas adultas que necesitan relajarse para que su vida sea realmente efectiva. Por eso tenemos un montón de cosas a nuestro alcance que nos proporcionan este tipo de bienestar. Sitios públicos como spas, masajistas, fisioterapeutas, profesores de yoga, grupos de relajación o simplemente podemos acostarnos en un lugar tranquilo y dejar la mente en blanco para evadirnos del mundo.

Los niños sufren picos de estrés igual que nosotros, pero ellos , la gran mayoría de las veces, no saben qué hacer para relajarse y necesitan que alguien les guíe.

Por eso la práctica del Mindfulness es tan efectiva y beneficiosa. Con ella podremos alcanzar todos los objetivos de los que os hablaba antes y conseguiremos que los niños sean mucho más felices y vivan mejor.

Hace poco, llegó a nuestra casa un libro muy interesante, del cual nos había hablado nuestra amiga Ana María. Se trata de “TRANQUILOS Y ATENTOS COMO UNA RANA”.

Gracias a la Editorial Kairós, la Sra Jumbo y yo pudimos disfrutar de este maravilloso libro que nos introduce de lleno en la meditación guiada para niños.

En él se explica de forma teórica en qué consiste ésta técnica y cuáles son sus beneficios. De igual forma da pautas y trucos para ponerlo en práctica, ya que se trata de una guía para que nosotros podamos practicar mindfulness con nuestros hijos en casa.

Está narrado de una forma fresca y cercana, es muy sencillo de leer y de comprender, lo cual hace que sea ameno y se lea bastante rápido.

También se utiliza en los colegios. Hay testimonios de profesores contando su experiencia en internet. Podéis buscarlo y veréis que realmente merece la pena.

El libro viene acompañado de un Cd con 11 ejercicios. La voz en Off que trae es súper dulce y muy tranquilizadora, consiguiendo que te metas de lleno en la dinámica sin apenas darte cuenta.

El primer ejercicio, por ejemplo, se titula igual que el libro. “Tranquilo y atento como una rana”. La narradora consigue enfocar el trabajo en la atención y la serenidad. Comparando a los niños con las ranas, dejando claro desde el principio que es una metáfora, logra focalizar la atención de estos en su propio cuerpo, y simulando los gestos que hacen las ranas, los sumerge en un ambiente de distensión y relajación máxima.

Es conveniente hacer los ejercicios guiándonos por el libro. En él nos explicará las claves para que todo funcione a la perfección y nos dirá cuáles son los objetivos principales, qué beneficios se pretenden obtener tras su puesta en práctica.

Este libro sirve tanto para trabajar con niños como con los adultos. Yo lo hice en solitario y realmente me sorprendió. Conseguí relajar mi cuerpo y evadirme en escasos minutos, y lo mejor de todo, sin ningún esfuerzo.

Pero hay que entender que la tarea de la relajación con niños es similar a una carrera de fondo. No tienen la misma capacidad de desconexión que puede tener un adulto, por eso debemos tener en cuenta varias cosas:

  • Cada niño es distinto e interiorizará las cosas a su manera.
  • Cada niño marca sus tiempos de actuación.
  • Debemos ser constantes y tratar de convertirlo en un hábito.
  • Hace falta ser paciente y no desesperar.
  • No hay que marcarse un plazo, dejemos que las cosas fluyan y sigan su propio ritmo.
  • La constancia es la clave del éxito.

Es muy recomendable, una vez finalizado el ejercicio hacer un sondeo y pedirles a los protagonistas opinión sobre lo que acaban de practicar. Esto les hará estar más involucrados aún si cabe y les motivará para seguir practicando.

A continuación os dejamos un video para que veáis cómo con un poquito de paciencia y mucha constancia, todos los niños, hasta los más pequeñitos, pueden practicar MINDFULNESS en casa sin ningún problema.

Podréis ver, que la SRA JUMBO, lo que ha ido haciendo es guiar al niño y ponerle un poco en situación antes de meterse de lleno en harina. Su hijo es aún muy chiquitito y la capacidad de concentración es menor, pero ella se las ha arreglado perfectamente y ha podido trabajar la técnica a las mil maravillas.

Su pequeño está encantado con la nueva actividad y le pide a su mamá hacer los ejercicios de la rana habitualmente.

Animáos a probar y contadnos vuestras experiencias.

 

 

¿Conocíais el Mindfulness? ¿Alguno de vosotros lo ha puesto en práctica? ¿Qué os ha parecido el post? ¿Os resulta interesante?

 

Buen fin de semana.

Gloan.

Anuncios

37 thoughts on “Cómo practicar mindfulness en casa

  1. Qué interesante!! No lo conocía, de hecho cuando he leído el título del post no sabía ni de qué estabais hablando jajaja. Le echaré un vistazo, las técnicas de relajación son muy útiles y un buen recurso, también para los niños. Gracias por compartirlo 🙂 Feliz fin de semana!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Últimamente mindfullness está llegando mucho a mi vida. Así es que haré caso a las señales esta vez .

    El cuento lo voy a comprar, mi hija tiene 6 años y creo que una rutina juntas antes de irse a dormir…nos beneficiara mucho.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Reyes! Bienvenida a nuestro refugio. El libro merece mucho la pena. No es un cuento en sí, es una guía fácil para practicar Mindfulness con los peques de la casa. Estoy segura de que te encantará. Ya nos contarás 😁

      Me gusta

  3. Yo el mildfudness no lo conocía pero con mis hijos de pequeños trabajabamos el tema de la meditación con unos cuentos para niños. Un ambiente tranquilo, les leía en voz alta y eso les ayudaba a relajarse antes de ormir y hacerlo mucho mejor, sobre todo en aquellas épocas en las que acechaban las pesadillas!! Beos

    Le gusta a 1 persona

    1. La relajación es fundamental en cualquier edad. Este libro nos acerca un poco más al terreno de la meditación y nos ayuda a saber cómo guiar a los peques a la hora de hacer los ejercicios.

      Me gusta

  4. Sí lo conocía, el libro tb! Me parece genial el poder tranquilizarse, sobre todo los pequeños. Yo conocí las técnicas en un curso, más enfocado a la atención en el trabajo, pero el profesor nos dio muchas técnicas para escuchar, por ejemplo, a nuestros hijos. Nos puso un ejercicio de escucha atenta, y los q teníamos niños pequeños estábamos emocionados, alguno dijo: “no sabía yo que mi hija contaba las cosas tan bien! Creo q nunca escuché atento lo que decía” Nos recomdó el libro que comentas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s