El paso del tiempo. La Navidad en familia.

Cuando era pequeña me encantaba que llegasen estas fechas. Todo era paz y armonía. Dividíamos las fiestas entre la casa del pueblo materna y el piso de los abuelos paternos. Si un año íbamos al pueblo en Nochebuena, la Nochevieja la pasábamos con los abuelos paternos o al revés.

La Nochebuena siempre fue algo muy familiar. No salíamos ni cuando éramos adolescentes, no porque no nos dejasen , es que nunca nos apeteció. Era algo para compartir con los nuestros, una noche de buena comida, buena charla, buena compañía, buen riego interior (vino o lo que se terciase), guitarra, cánticos, turrones y demás dulces navideños y muy buen humor.

La verdad es que teniendo eso, no nos llamaba la atención el salir después de la cena.

Por la noche venía Papá Noel, a dejar una tontería, porque mi madre siempre nos hizo ver que ella era ante todo MONÁRQUICA.

navidad 2015 papa noel santa claus

La ilusión de la mañana no nos la quitaba nadie, por mucho que dentro del paquete hubiera unos calcetines. Que trasladado a día de hoy, es causa de mofa cada vez que alguien abre un paquete y se encuentra las fantásticas fundas para pies.

Ibamos a casa de los abuelos con una sonrisa en la cara, a ver qué nos había dejado el gordo vestido de rojo, y siempre había algo, ¡qué guay!

La comida de navidad se celebraba con la misma gente para acabar el copioso menú de la noche anterior.

Desde la perspectiva de un niño, las Navidades molaban mogollón.

Va pasando el tiempo y las cosas cambian. No es que no me guste la Navidad, que sí, me encanta, pero se ve todo desde otro punto de vista.

Aquellas cenas rodeada de toda la gente siguen haciéndose pero, cada año que pasa, suele haber un hueco en la mesa que nadie ocupa.

Otras veces, no es la ausencia de seres queridos lo que te entristece, si no que, al hacerte grande, al pensar como un adulto, te vas dando cuenta de la realidad que te rodea, y te decepcionas porque la gente no es verdaderamente como parecía ser, o como tú lo veías.

Tu gente, los tuyos de verdad, sonríen, pero con menos fuerza que hace 10 años.

Las fiestas siguen siendo motivo de reunión, pero probablemente lo pasemos mejor cualquier otro día que ese en concreto.

Cuando verdaderamente te das cuenta de si te gustan o no estos días es cuando estas lejos de casa, o en la misma ciudad pero en tu puesto de trabajo. Te da rabia, no poder compartir esa comida o esa cena. Es un día más, pero el ambiente navideño consigue provocar en ti una sensación de melancolía absurda que por lo menos en mi caso, me mata por dentro.

No se qué demonios tienen las navidades, concretamente la noche de nochebuena, pero a mi me embajona más que nunca.

Y encima, este año, mi abuela está hospitalizada, nada grave, pero lo justo para que ese día se ensombrezca un poco más.

La única conclusión que saco de todo, es que en mi familia hace falta un chute de alegría, y creo que no hay nada como un niño para llenar la casa.

Esperemos que mi hermana se ponga las pilas, porque si esperamos que este cuerpo reaccione, nos dan las uvas del 2033 y seguimos en las mismas.

Hace un tiempo vi un documental en la TV que me dejó ojiplática. Familias pudientes, supongo yo, deciden hacer una excursión a Laponia para que sus hijos conozcan en persona a Papá Noel. Digo pudientes, porque me imagino que no debe ser nada barato hacer semejante viaje.

En el reportaje se veía cómo los papás y los niños recorrían a pie caminos repletos de nieve para llegar a la cabaña donde les esperaba Papá Noel.

Podéis ver el vídeo pinchando AQUÍ

Indagando un poco por internet, ví que hay páginas dedicadas exclusivamente a esto, por ejemplo esta: http://www.papanoelenlaponia.com

Papa Noel en Laponia® con la organización técnica y garantía de Catai Tours te invitan a viajar a Laponia. Un increíble viaje hacía la magia, lleno de sensaciones, experiencias, naturaleza y exotismo. Un lujo a tu alcance, en un viaje especialmente dirigido a los más pequeños y que disfrutan aún más los adultos. Viaja a Laponia, un destino mágico donde tu hijo y tú podréis conocer en persona a Papa Noel y disfrutar de increíbles excursiones en el Círculo Polar Ártico en busca de la Aurora Boreal. Alojados en fantásticas cabañas, vuelos exclusivos, guías en castellano, en un maravilloso programa donde hasta el más mínimo detalle está cuidado para convertirlo en inolvidable. Descubre el país de la Navidad, donde reside la magia durante todo el año.

No me digáis que no es tentador. Me apetece ir a mí sola, sin tener hijos. Debe ser una experiencia inolvidable.

Me encantaría poder llevar a mi futuro/a heredero/a a un viaje como ese para que viva la magia de la navidad en primera persona.

papa noel viaje a Laponia

Otra cosa especial para estas fechas que se puede conseguir gracias a Internet es esto:

cartas desde Laponia escritas por papa noelEl mismísimo Papa Noel, con ayuda de sus elfos, pueden enviarle a los peques una carta desde Laponia.

Mi vecina la encargó alguna vez para sus hijas. La ilusión en esas caritas cuando recibieron la carta era tan grande que mereció la pena el gasto. Porque claro, esto no es gratis… ¡Qué va!.

Debes meterte en esta página y leer bien las condiciones. Hay diferentes tipos de envío, cada uno a un precio.

cinco cartas de papa noelDesde la clásica a la más lujosa. Depende de lo que quieras recibir, tendrá un precio u otro.

Hay que pedirlas con antelación, así que, este año no creo que lleguéis a tiempo, pero si os gusta la idea apuntáosla para el 2016.

Aunque se de sobra que a muchos les puede parecer una tontería, a mi me encanta la idea. Sobre todo, mucho más asequible que lo del viaje. Esto seguro seguro seguro que lo haré en un futuro.

Y esto es todo por hoy. Espero que os haya entretenido un ratito.

¿Qué opináis vosotros? ¿Cómo celebráis las navidades? ¿Os gustan?

Un beso gordo.

 

Gloan.

Anuncios

17 thoughts on “El paso del tiempo. La Navidad en familia.

  1. Espero que tu abuela se recupere pronto. Las navidades las están haciendo cada año más comerciales. Buscan que nos queramos ahora como si solo valiera quererse ahora. ¿Y el resto del año? La familia a que no se soporta de enero a diciembre, no lo hará durante una o dos noches. ¿Para qué forzar? Dicho esto, la idea de las tarjetas, aunque cara es original, y el viaje a Laponia yo creo que es inviable para una familia media. Ja ja ja. Felices fiestas Gloan. Y para la Señora Jumbo también. Besitos

    Le gusta a 3 personas

  2. Que bonito post! Espero que tu abuela mejore, me alegro que no sea nada grave. Yo no soy nada de las navidades pero a laponia no me voy ni loca!! Tu sabes el frío que debe hacer ahí??? Mi sueño es República Dominicana o Cuba, mi amor 😉

    Le gusta a 2 personas

    1. Caloooor??? En Navidad??? Queeeee va!! Yo pasé unas en Argentina y eso de comer el turrón a 40 grados a la sombra no me gustó nada de nada. Mi abuela está mejor. Justo estaba contestandote y me llamó mi madre para decirme que ya la mandan para casa 😀😀😀😀😀😀😀. Así que estupendo!!!! Un beso gordo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Ay, yo cuando hablo con la gente….transmiten la misma sensación que tú relatas. Y créeme que lo entiendo…pero deberíamos hacer algo para cambiarlo…aunque sea un poquito. Si no lo hacemos, las Navidades terminarán siendo una tradición perdida en el tiempo, sin sentido…..una juerga más.
    Yo este año, las celebro a tres: Mi hijo, mi marido y yo. Y me parece tan fantástico!!! Porque los amo, porque las puedo celebrar y porque ver sus caritas con algún villancico de fondo, hablando de nuestros recuerdos…puede ser precioso.
    Un beso enorme.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s