Dí NO a lo prejuicios.

Seguramente todos conocéis gente prejuiciosa.

Es algo que no soporto.

No me gusta que nadie se tome la libertad de juzgar a otros sin nisiquiera conocerlos.

Odio las etiquetas, las comparaciones, las descalificaciones gratuitas.

Imagino que a nadie le hará gracia que cualquiera opine sobre su vida sin más ni más. Normalmente, los prejuicios que tomamos sobre otros son negativos.

Hay veces, que se hace sin querer, basándote en una mala experiencia y generalizando el resto de tu vida.

Sin ir más lejos, os puedo contar una cosa que me pasó a mí y qué hice para tratar de evitarlo.

Conocí a mi marido de una forma poco habitual, o al menos, poco común hace unos años. A día de hoy, nadie se asusta si alguien le dice que encontró a su pareja navengando por Internet.

A ese detalle, se le sumaba otro hándicap, su nacionalidad.

No por nada en especial, los argentinos son, a mi parecer, los latinos más “europeizados”.

El problema era que mis padres no habían tenido buenas experiencias con gente de ese país en concreto. Y como antes decía, sin darnos cuenta, tendemos a generalizar.

Cuando les dije que era de allí, pusieron cara de… madre mía la que nos espera. Si encima les digo la forma en la que lo conocí, probablemente no les habría entrado por buen ojo.

Como no quería que nada de esto pasase, preferí ocultar la verdad. Ya se enterarían de todo más tarde, pero primero quería que le conociesen a él. Sin pensar más allá.

Tardaron un nanosegundo en cogerle cariño. Lo adoran. Y de vez en cuando bromean con lo de : “cuando supimos de dónde eras, nos temímos lo peor”.

No es bueno prejuzgar. Hay que conocer a la gente, hay que darle la oportunidad de que se muestren tal y como son.

No debemos hacernos una idea de alguien por el sexo, la nacionalidad, la condición sexual o el aspecto.

Muchas veces, la imagen que uno da, no se corresponde con lo que realmente esconde en su interior.

Toda esta reflexión la hago, después de ver un spot publicitario que me gustó mucho.

Tomaos un momento para verlo. Merece mucho la pena, como la mayoría de los spots que hace esta marca.

Estos temas, bajo mi punto de vista, es muy importante tratarlos desde pequeños, y siempre, predicando con el ejemplo.

Para ayudarnos a trabajar la forma de evitar los prejuicios hay un montón de recursos en internet. Os dejo el enlace a un cuento, que me parece muy interesante y fácil de exponerles a los más pequeños.

En la página web donde se encuentra, os da la opción de escucharlo o de leerlo y además podéis hacerlo en dos idiomas, español o inglés.

Se titula El deductivo señor tábano. Podéis acceder a él pinchando AQUI.

¿Qué pensáis sobre esto?

¿Sois personas prejuiciosas? ¿Prejuzgais sin querer? ¿Estáis en contra de ellos?

Contadnos.

Un saludo.

Gloan

Anuncios

16 thoughts on “Dí NO a lo prejuicios.

  1. Suelo dar una oportunidad a todo el mundo antes de juzgarlo sin conocerlo. Eso no quita que me monte mi propia idea de esa persona a primera vista, creo que es inevitable. A veces, cuando llegas a conocer más en profundidad a esa persona que te causó tal sensación, es gracioso cuando te sinceras y le dices, creía que eras así o asá, y él te contesta, ah si?, yo creía que tu eras asao, jajaja, normalmente nunca aciertas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es muy cierto. Todo el mundo prejuzgamos de alguna manera. Lo que no me gusta es cuando la gente se niega a conocer a alguien por prejuicios, sin darle oportunidad alguna.
      Y si, también es cierto que normalmente nunca acertamos en la primera idea sobre alguien jejejeje.
      Un beso!

      Le gusta a 1 persona

  2. Como ser humano es imposible no hacerte una primera idea de alguien sin conocerle. Ahondar en él puede reafirmarla o cambiarla. Con lo cual, creo que todos prejuzgamos. Darles una oportunidad para demostrar que nos equivocamos y no hacer públicas nuestras ideas es lo que nos hace distintos entre nosotros, mejores o peores personas. Besitos.

    Me gusta

  3. ¡Fantástico vídeo! Nunca me han gustado los prejuicios a la ligera, eso sí, primera impresión tenemos todos. Pero creo que prejuzgar a alguien por su aspecto físico, raza o religión es lo que podemos hacer. Eso sí, muchas veces es inevitable. Luego está que nos equivocamos tanto… A mí me ha pasado con grandes amigos y a la inversa.

    Me gusta

  4. Yo no soporto ni los juicios ni los prejuicios. España es un país donde especialmente se prejuzga por la manera de vestir, por cómo llevas el pelo, por el coche que conduces, por la nacionalidad….En fin. Yo no encajo para nada en los cánones que se presuponen para mi edad, mi trabajo, mi situación familiar…..así que me da exactamente igual lo que cada uno quiera ponerse, hacer…..Por no juzgar no me juzgo ni a mí misma.
    Cada cual tenemos miles de historias detrás y nadie es quien para opinar sobre tu vida por detalles absurdos y superficiales.

    Me gusta

  5. Yo intento evitarlo pero me sale solo. Aún así, nunca me dejo llevar por la primera impresión. Vamos y como andaluza ¿sabes tú la de tópicos que se me aplican? A mí me suelen hacer gracia, y algo de fundamento no negaré que tienen, pero si dejamos que nos influyan en exceso no valoraremos a las personas por quiénes son de forma individual, sino que las meteremos a todas en el mismo saco según su procedencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s