Técnicas de relajación

Cuando era pequeña odiaba las muñecas.

Nunca supe cómo jugar con ellas. Me parecía absurdo eso de cambiarlas constantemente de ropa, como veía hacer a las otras niñas, o montarme historias y ponerles voz a aquellos trozos de plástico con forma de humano en miniatura.

A mi hermana, sin embargo le encantaba.

Aún tiene un peluche que le regalaron cuando cumplió 4 años. El muñeco de marras está ya piojoso perdido, pero lo sigue guardando con especial cariño. Y no precisamente por la persona que se lo regaló.

Ella podía estar horas hablando sola, jugando con sus muñecos, inventando situaciones y pasándoselo pipa. Era definitivamente más creativa que yo.

A mí, sin embargo, me flipaba hacer puzzles y colorear.

Si querían hacerme un regalo que me mantuviese entretenida… lo mejor, un libro de dibujos para pintar.

Eso sí, después mi madre sufría porque me gustaba que ella me dijera de qué color pintar cada esquina del dibujo. Eran tantas las veces que escuchaba ¿Mamáaaaaa y esto de que color lo pinto? ¿Mamáaaaaaaa y esto? ¿Y ahora? ¿Mamáaaaa y ahora?  que,para que la dejase un rato en paz, me hacía una línea del color que ella elegía y a mí me servía de guía para después colorearlo según su criterio. Muy práctica mi señora madre :D.

Cuando fui creciendo, ya no necesitaba su ayuda y lo hacía sola.

Recuerdo que me gustaba repasar de un tono oscuro los bordes del dibujo y rellenarlo después con un color un poco más claro. ¡Quedaban súper profesionales!

También practicaba el degradado, sobre todo en dibujos de flores.

Mezclaba rotuladores con colores de cera, con colores de lápiz…

Y cuando usaba pinturas tipo “plastidecor”, guardaba los restos de sacarles punta, los ponía en un mortero, los machacaba, y con ese polvo multicolor y un poco de pegamento, hacía unos collage espectaculares. (O eso pensaba yo).

rayadura plastidecor

plastidecor

El caso es que, mientras a unos les relaja ir al gimnasio a pegarse cuatro carreras, a mi lo que me relaja es colorear.

Eso no cambia, ni con el paso de los años. Me sigue gustando tanto como cuando era pequeña.

Dibujar no es lo mío, aunque me encantaría saber. Sí que hago dibujos, pero son todos copiando algún modelo. La lección que dieron en Barrio Sésamo sobre la proporción de los cuerpos, me la perdí.

Pero lo mejor de todo, es que acabo de descubrir, que el arte de colorear está catalogado como remedio a mil y un males. Es lo que llaman “ARTE ANTIESTRÉS”.

No sé por qué mi madre dice que yo NO vivo estresada, con lo que me gusta a mí un plastidecor y un dibujo en blanco. Voy a tener que pasarle el artículo para que lo lea con sus propios ojos. Ya decía yo… que esto de dormir tanto era porque padezco de estrés jajajaja.

Pues sí, chicos y chicas, jóvenes y jóvenas, mozuelos y mozuelas…

Lo que para los niños es súper divertido, para los adultos también lo puede ser.

Hay, por lo visto, editoriales que están tratando de introducir libros de “coloreo anti-estrés”. Son muy populares ya en Francia y Holanda, sólo falta que lleguen a éste, nuestro país, para hacerme felíz a mí y a otros muchos locos bajitos como yo.

Seguramente todos conoceréis los dibujos de mandalas.

La palabra mandala viene del sánscrito y significa “círculo”. También se define como “círculo sagrado”, “anillo mágico”, “rueda”, “centro”, “aquello que es la esencia”… A pesar del origen oriental de la palabra existieron y existen mandalas en todas las civilizaciones y culturas: desde las más primitivas hasta las “modernas”, pasando por los indios navajos,
los pueblos indígenas de centroamérica, los aborígenes de Australia, las tribus africanas y,la zona del Tíbet.
 
Los mandalas tiene múltiples beneficios, tanto si se colorean, se confeccionan (diseño más coloreado) o si, implemente, se contemplan. Tales beneficios pueden resumirse en otorgar a la persona armonía y equilibrio para sus vidas. De ahí que uno de sus usos sea para la práctica de la meditación y contemplación y servir de ayuda para determinadas ceremonias y ritos orientales.
Los hay de muchos tipos y se utilizan para trabajar infinidad de cosas distintas: El punto medio, las polaridades, la proyección, para favorecer el contacto…
Encontraréis infinidad de dibujos AQUI, que podéis descargar e imprimir a vuestro antojo.
Pero mi pasión por el “coloreo” va más allá. Y he descubierto a una mujer que se dedica a hacer libros de colorear para adultos. Los dibujos son increíbles. Eso sí, cargaos de dosis de paciencia para enfretaros a ellos porque os va a hacer muchísima falta.
Johanna Basford  es la culpable de crear en mi una nueva necesidad.
Mirad que maravillas hace con sus manos.
 Johanna johanna1 johannna1Y así quedan después de mucho tiempo dándole que te dale a los colores. Seguro que al terminar… estás desestresadísimo, porque al menos, un buen rato de desconexión con el mundo, te has llevado.
colorear
Tiene tres libros en el mercado: Lost Ocean, Enchanted Forest y Secret Garden.
Si alguno quiere hacerme un regalo y no se decide, aquí tiene una idea. Me encantaría hasta el infinito y más allá.
De todas formas le voy a pasar el link de esta entrada a mi marido, por si en un momento de lucidez, le da por comprarme uno de los tres, o los tres :D.
¿A vosotros os gusta colorear?
¿Vuestros hijos son más de muñecas o más de crear con las manos?.
Un besín.
Gloan.
Anuncios

39 thoughts on “Técnicas de relajación

  1. Que si me gusta colorear? ME ENCANTA!!!! tengo cajas de colores y siempre que puedo comprarme algunos nuevo lo hago, de las técnicas de dibujo o pintura que se la que mas me gusta es la del creyon es una de mis favoritas, el otro día mi suegra tuvo que acompañar a mi cuñada en la clínica por un tiempo y agarre imprimir unas mandalas una caja de crayones un sacapuntas y se los lleve me dijo que la entretenia full, pues esto es considerado una manera de meditar y de relajación yo particularmente no las he pintado. Los dibujos de muestras me encanta ya voy a leer sobre la autora en internet.
    En cuanto a las muñecas pues siempre me gustaron eso si nunca fui la que jugo a la mamá e hija si no que me encantaba hacerles ropa, de novia trajes de noche con bordados me encantaba, es que muy dentro de mi siempre quise ser Coco Chanel jejejeje.
    A ver que le va a gustar a mis superchicas pero por si acaso ya he comprado algunos crayones para ella jajajaj. Ya he visto varios de estos libros en internet, algunos en Amazon y actualmente estoy realizando un trabajo para una psicóloga que creo que en sus consultas tiene unas terapias que consiste en este metodo de pintar.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues a mi me encanta! Mi marido me suele decir que los plastidecor de mi niño son para mi en realidad! Me relaja mucho pintar, es una buena forma de poner el cerebro en modo off de todo. a ver si me imprimo algún dibujo!
    El otro día en el corte ingles encontré unos dibujos chulos para pintar, en la sección de papelería! Son póster y cosas así. Me ha gustado mucho tu entrada y a ver si veo los dibujos esos que has puesto! 😊

    Le gusta a 1 persona

  3. Siempre me maravilla lo que te acuerdas de cosas que pasaron hace tantisimo tiempo!! Dicen que si tu infancia fue feliz no te acuerdas de ella……y eso debe pasarme a mi, porque no me acuerdo de nada!!! De ti y a duras penas 😉 pero yo que se si jugaba con muñecas o con camiones!!! Lo que si te digo es que los libros de colorear antiestres son una maravilla, yo compre unos para regalar a mis princesas en navidad por Amazon y los dibujos son impresionantes. Fijate que hasta me pico el gusanillo y descargue un mamdala precioso para colorearlo y luego colgarlo en casa……y no me da la vida!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. O sea que lo peor de tu infancia fui yo porque es de lo único que te acuerdas??? Manda huevos! Jajajajajajajajjajajajaja.

      ¡¡¡Pues ponte a colorear!!! Seguro que te queda guay. También me acuerdo que las manualidades de “hogar” no se te daban mal 😉

      Me gusta

  4. Que currada de dibujos… no se si me daria tiempo ni a empazar…. De peque me encantaba dibujar, me pasaba horas con el lapiz y una hoja en blanco inventando. Pero ahora no tengo tiempo ni para sacar punta al lapiz. Deja el ordenador encendido con la entrada, a ver si así capta la indirecta 😉

    Le gusta a 1 persona

  5. Qué chulo!! Tengo una hermana q sí q dibuja bien pero además le gusta colorear, le pasaré lo de esta autora que fijo que le chifla!! A ella siempre le ayuda a concentrarse en esto olvidando todo alrededor, así q sí debe de ser relajante o al menos una forma de evasión de los problemas del día a día. Super interesante tu post, un besote!!

    Le gusta a 1 persona

      1. Te enviaré, si la encuentro, una foto de un álbum de mandalas que me compre hace años 😀 😀 Creo que empecé con uno o dos, pero me quedaban tan mal y me ponía tan nerviosa, que lo dejé por imposible. A ver si lo retomo.

        Me gusta

  6. Me he sentido identificada contigo casi al 100%! Porque a mi sí me gustaban las muñecas, pero los puzles y los colores… Ayyyy me encantan aun hoy día también!! Se acerca mi santo así que ya sé con qué indirectas bombardear… Jejejejej

    Le gusta a 1 persona

  7. Yo para pintar y relajarme uso el ArtRage Studio Pro y como tengo la tableta con el lapiz todo va saliendo en mi pantalla con la ayuda de que tengo cientos de colores por sus variaciones y todo tipo de pinceles, aerografos, etc etc

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola, q a ti todavia no te habia saludado,
    a mi me riñen en casa, empezando por marco porque le compro libros para pintar y se los pinto yo ( hay muchos q cuando el pobre los abre ya estan terminados ), y terminando por javi xq cuando pinto con marco el solo dice: dejame a mi tambien mamaaaa.
    En el trabajo cuando lo cuento se rien, pero me encantaaaaa.
    Muchos besos

    Me gusta

    1. Cuando empecé a leer dije… ¿Pero quién es esta loca que tiene que saludarme y todavía no lo hizo? jajajajajaja. Pero luego leí Marco y Javi. Vi por ahí a una Begoña y dije… vaaaaaaaaaaaaaaaaaaaale. Ahora sí!! jjajajaja.
      Lo de pintar veo que es una locura que nos afecta a más de uno.
      Deja al rapacín que pinte, mujer!!! :D.

      Oye, encantada de verte por aquí. Un besucu y a ver cuando volvemos a coincidir, que nos vemos de Abril en Abril :p

      Me gusta

  9. Yo soy como tú, dibujo copiando, y pintar me desestresa y me encanta, me pasaría el día pintando, a mí también me gustaba que me hicieran una raya del color que quería que pintasen el dibujo, de hecho yo se lo he hecho a los niños con los que he trabajado, la verdad que es una buena técnica. Los dibujos eso molan mucho, ahí tienes un buen rato de desestrés eehhh, luego puedes enmarcarlo, que son muy originales y chulos 🙂

    Le gusta a 1 persona

  10. pues oye, yo que no se dibujar pero he pintado toda mi vida…¿será que ha sido mi forma de relajarme y yo sin enterarme? Hijas tengo una de cada: una es más de muñecas y otra más de moverse…pero de pintar también a veces. Y hemos pintado ya varios libros….infantiles eso si. un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s