Tú Vs. Los demás. Cambios al tener un hijo.

Cambios en la relacion con los demas al ser madre.

Todas hemos oído alguna vez esos “avisos” de que cuando tienes un hijo todo cambia. Cambias tú, cambia tu vida, incluso cambian los demás contigo (también tú con ellos). En algunos casos es más notable el cambio,en otros no tanto. Y está claro, no a todas tienen porque sucederle estos cambios. Yo tengo una pequeña lista de esos cambios con la gente más cercana, y he querido además añadir una opinión personal de como me ha afectado a mi dicho cambio.
La comparto con todas, a ver si nos pegamos unas risas o mejor asesinamos a alguien jaja.

Marido/Pareja:

Ahora ya no es el único destinatario de tu tiempo y tu amor así que tendrá una mezcla de celos y de regreso a la infancia. Es decir, en ocasiones estará algo celosillo del nuevo miembro y en otras serán cómplices de juegos y travesuras que no te incluirán a ti. También es probable que discutais más debido a las decisiones con respecto al bebé, sobre su educación,crianza etc.
—–>
En mi caso el infantilismo siempre estuvo ahí jaja. La verdad es que no he notado gran cambio. Juega mucho con él, aunque las tareas de vestirlo,bañarlo,darle de comer etc me tocan a mi. Tampoco discutimos porque con el tema “hijo” el deja que sea yo quien decida. (point for me).El ya ha tenido hijos antes así que es de imaginar que si ve que algo hago mal,me lo dirá o discrepará.

Suegra:

Digo suegra y no suegro porque la verdad es que los suegros no suelen dar la lata (aunque haberlos,haylos). Ahora ya no eres solo la mujer/pareja de su hijo, eres la madre de su nieto/a. Esto puede ser bueno o malo.. Si antes no os llevabais muy bien,puede que con la llegada del nieto cambie. Y si os llevabais genial,puede que ahora la cosa se tuerza.
—–> Mi suegra y yo nos llevábamos genial, jamás se metía en nada y nunca tuvimos discusiones. Fue nacer mi hijo y adiós.. Salió la mandona que habita en ella por naturaleza. No le gusta mi forma de hacer las cosas, quiere decidir desde el nombre hasta lo que debe comer, y una, que no es de callar y asentir, pues ya tiene el lío montado.

Padre y/o Madre:

Para tu padre seguirás siendo la niña de sus ojos, y para tu madre puede que ahora seas la hija que “necesita” su ayuda aunque no la pidas. Tu padre ahora adorará a tu hijo/a como hizo contigo, pero con tu madre igual te toca lidiar un poco cuando se meta demasiado en los aspectos de crianza.
—–>
En este punto no puedo opinar, pasopalabra.

Amigas:

Algunas te van a comprender, ayudar y respetar pero otras se van a distanciar o incluso enfadar porque ya no tengas tiempo para ellas. Igualmente, tu sin darte cuenta puede que te alejes de las “sin hijos” y te acerques mas a “las con hijos”, no es que lo desees o lo hayas planeado, sale solo.
—–> La verdad es que yo he notado que he retomado mi amistad mas fuerte con amigas que fueron madres antes que yo y a las que apenas veía, con las que no tienen niños no suelo salir. Y las que son mamás recientes, están volviendo otra vez a mi vida. Mi teoría es que dios nos cría..y nosotras nos juntamos jaja. Obviamente yo ahora salgo con el niño, somos de parques,paseos etc y es mas fácil que una “con hijos” se apunte a tu plan a que lo haga una “sin hijos”. Habrá quienes logren tener a ambas partes en su balanza, pero no es mi caso, yo jamás salgo sin el niño así que me inclino más por las “con hijos”.

Hermanos:

Con tus hermanos quizás salías de fiesta, compartías secretos y confidencias, tambien os peleabais e ibas al cine. Ahora eres la madre de su sobrino y puede que cuando vayan a buscarte a tu casa no sea para llevarte al cine si no para llevar a tu hijo al parque. Atenta a tus hermanos “sin hijos”, ¡¡son los tíos mas guays!!
—-> En este aspecto tampoco veo mucho cambio pero porque no vivo en la misma ciudad que mis hermanos así que no salíamos juntos ni nos veíamos mucho. Pero ahora si que tengo un buen apoyo en mi hermana mayor que fue madre antes que yo, que me puede aconsejar, orientar,resolver alguna duda y sobre todo es la que más me comprende. Además, quiere a mi hijo mas que a mi.

Otros hijos (si los hubiese):

Con la llegada del hermanito es normal que estén celosos, así tengan 1 año,5 o 10. Creo que es inevitable. Pero a la vez, serán los que más quieran al nuevo hermanito, lo cuidaran,protegerán y acompañarán para siempre. Tu tienes ahora que tener tacto y temple para manejar sus celos, peleas y mil preguntas sobre el nuevo hermanito. No te preocupes,por mucho que peleen, serán inseparables.
—–> Mi hijo tiene hermanas más mayores (muy mayores) por lo tanto no he tenido que lidiar con esas situaciones. Pero por ejemplo yo, tengo hermanos de edad similar a la mía, hermanos mas pequeños y hermanos muuuuucho mas pequeños que yo. Y a todos les tuve celos, incluida a la mayor jaja. Es inevitable, con cada hermano los sufrí.Pero también los adoraba.

Otras madres.

Ahora eres de “su club”, te saldrán amigas madres sin saber cómo, hablarás con cualquiera de ellas aunque no os conocierais de antes, os daréis consejos solicitados o no, te seguirán o te criticaran según el caso y más de una se meterá donde no debe porque son los beneficios del “carnet de madre”.
—–> Confirmo 100% lo de las nuevas amigas, yo creo que no he hablado nunca con tanta gente como ahora, el 90% madres. Madres del parque, madres de la cola del super, madres clientes de mi negocio. Siempre tenemos tema de conversación, siempre hay algo en común, siempre hay alguna cerca. Y si, tambien hay alguna de las B: las que se meten donde no deben.

Jefes/Compañeros:

Aquí voy a criticar un poco a los jefes y eso que yo soy uno de ellos,pero admito que en la mayoría de los casos, a los jefes no les sienta bien una trabajadora embarazada. Cuando eres madre pasas a ser algo así como “un problema”. Quizás piensen que ya no vas a rendir igual, que vas a faltar más al trabajo, que no vas a estar al 100%. Para los compañeros pues depende. Pueden pensar que ahora trabajaran más por tu culpa, o que tendrán que hacer más horas si tu faltas.Según sean “sin hijos” o “con hijos” pensarán de una forma u otra. (aclaro que no es así en todos los casos).
—–> Bueno aquí juego con ventaja porque mi jefa soy yo.Bueno, mi marido.. y que se le ocurra quejarse jaja. Admito que desde que tenemos al niño trabajo menos horas y hago menos cosas y no se si en el caso de trabajar para otro me hubieran permitido eso (lo dudo), aunque tambien imagino que de haber trabajado para otro el niño iría a una guardería con lo cual sería mas fácil no reducir horas. (hablo por hablar,no he pasado por el caso). En cuanto a compañeros, el trato es el mismo, nuestras “trabajadoras” son todas mujeres y antes ya nos llevábamos bien pero ahora con el niño mejor, lo adoran. También hay que tener en cuenta que lo están viendo desde que nació,cada dia.

Embarazadas.

Puedes conocerlas o no, su estado ahora da pie para que habléis.Si son amigas/familia hablareis a menudo y si son desconocidas la conversación surgirá en la tienda, la consulta o cualquier otro lugar. Si te ven con niño, puede que te pregunten cosas sobre parto, recuperación, cuidados, educación etc y a ti te encantara que confíe en ti para preguntarte esas cosas. Procura no dar consejos no solicitados, ordenes o criticas “amistosas”, no nos suelen gustar a la mayoría de embarazadas y al pasar al otro lado de la barrera, a veces lo olvidamos. Tampoco conviene ser de las que ven a una embarazada y solo le cuentan lo malo,o lo que se cree que es lo malo de la maternidad.
—–> Es cierto que yo hablo ahora con muchas embarazadas, en mi trabajo al verme con el niño suelen preguntarme cosas. Y yo con ellas procuro no ser de las que te dicen “uyyy veras ahora que no vas a dormir”, “prepárate para decir adiós a tu vida” etc.. A mi me gusta ser positiva, desearles lo mejor y no asustarlas con tonterías ni adelantar acontecimientos que igual nunca se producen. Por poner un ejemplo, a mi me machacaron con lo de que no iba a dormir y me ha salido un bendito que duerme hasta el medio día..

Resto del mundo:

Algunos te mirarán mal cuando vayas con tu crío colgado de un fular,en un carrito o dandole teta en un banco, o por el simple hecho de coexistir con ellos. Otros te sonreirán por la calle porque les da ternura. Habrá quien te ayude si se te cae un chupete, otros intentarán colarse por delante de ti en el metro. Muchos te ignorarán, otros lanzarán miradas de desaprobación. Los atrevidos se acercaran a ver y/o hablar con el bebé, otros se alejarán como si fuera un gremmlim. En fin, habrá de todo. Pero el resto del mundo no importa, importas tu, tu hijo y como mucho, los citados arriba.
—–> Poco que añadir, me encuentro de todos tipos,imagino que como la mayoría. A los tontolaba los ignoro, a los agradables les sonrío, y a los opinologos les contesto.

Es obvio que al tener un hijo hay cambios.Pero por ambas partes, cambios en los demás contigo y cambios tuyos con los demás.  ¿Has notado esos cambios? ¿En quien los notas mas? Ya se que es fin de semana y muchas estáis Off pero bueno, aquí dejamos el debate 😉

Anuncios

39 thoughts on “Tú Vs. Los demás. Cambios al tener un hijo.

  1. Esta es una incógnita que tengo yo ahí dándole vueltas, mas con mi grupo de amigas, soy la primera y ellas es en lo ultimo que piensan, están todavía en la etapa de salir y beber hasta el domingo por la mañana, así que, creo que esa relación se va a deteriorar un poco, pero bueno…todo se verá…

    Me gusta

    1. Bueno, si te sirve de consuelo, yo perdí bastante contacto con mis amigas no mamis al tener el niño, pero ahora que ellas ya tienen, lo hemos retomado igual que antes, como si no hubiéramos dejado de vernos. Solo hay una que no contesta mensajes no quiere quedar ni nada, pero no sólo conmigo si no también con otras del grupo así que pienso, pues no sería tan amiga jeje.

      Me gusta

    1. Yo pienso que los cambios no tienen porque ser malos, te hacen madurar, crecer, y a veces son para mejor. Además es inevitable jeje. Creo que tengas niños o no, al final el tiempo también os cambia.

      Me gusta

  2. Ay! Como me ha gustado esta entrada! No puedo opinar mucho pues aun me faltan 2 meses para ser madre y otros muchos para poder opinar con conocimiento de causa, pero si que hay 2 puntos que no puedo callar.

    1. Suegra: la mía era un sol de verano hasta quedarme embarazada, no es que haya dejado de serlo pero ya se le empiezan a ver las orejas al lobo, la primera sorpresa fue cuando le dijimos el nombre que teníamos pensado ponerle a la niña e intentó convencernos de cambiarlo😱😱, y un suma y sigue digno de entrada de blog.

    2. Embarazadas: por favoooor!! Que razón tienes! Con este tema también tengo pendiente una entrada. No aguanto más los consejos no solicitados, que me digan lo que tengo que hacer a cada paso. Estoy por encargar una camiseta que ponga: consejos no, Gracias.

    De resto me guardo tu lista para un futuro😉

    Me gusta

    1. Uy le di a enviar con la risa jajaj. Mi suegra en el embarazo también empezó a sacar su vena mandona.. Me quería acompañar a todos lados, elegir ella cada cosa que compraba etc. Fue un adelanto de lo que iba a pasar cuando nació. El mismo día que nació en el hospital, ya tuvimos un roce gordo porque me decía que no lo cogiera, hacia unas horas que había parido, y después de decírmelo 25 veces, me cansé, y le dije que lo cogían si me daba la gana. Fue primera de muchas. Y lo de los consejos no solicitados y “criticas” amistosas.. Que te voy a contar después de casi tres años. Aún siguen llegando. Puedes optar por callar, sonreir y hacer lo que quieras después. Pero a mi eso no e gusta, porque callando les das pie a que sigan metiéndose. Yo trato de, educadamente, decirles gracias pero no. Se lo que hago. Y si insisten pues ya les suelto alguna frase perla de las mías. Prefiero quedar de borde y que me dejen en paz.

      Me gusta

  3. Cuando estaba embarazada la mayoría de madres me contaban lo malo que fue su parto o embarazo. De verdad alguien cree q eso era lo que quería oír!!! Por suerte ambos fueron estupendamente y ahora les cuento a futuras mamis lo positivo de mi experiencia.

    Me gusta

    1. Eso yo también lo odio, cuando sólo te cuentan lo malo.. Lo mal que lo pasaron, lo poco que duermen, lo mucho que dolió etc etc. A mi me gusta ser positiva, y decirles lo bonito que es, lo que merece la pena y que todas podemos con eso y más. Puta manía de amargar a la gente hija. Tengo una en el pueblo que es así y eso que ha sido madre después que yo. Hace poco me pregunto si iba el niño al cole este año y le dije claro. Y automáticamente me dice: ya verás, va a llorar. Y le dije: o no, no lo sabes. Y ella: uy estas equivocada, va a llorar y mucho. Y ya me enfade y le dije que seguramente llorará, pero no porque ella lo haya visto en su bola, y que a lo mejor no llora, porque los hay que no lloran y que estaba hasta las narices de gente negativa como ella. Es que cansan eh.

      Le gusta a 1 persona

  4. Pues yo lo noto en todo, y en todo lo malo… Menos con Súper Papá, que estamos igual o mejor, y con mi hermana mayor que ahora somos más uña y carne que nunca, con el resto de familiares… Pffff… He retomado amistades gracias al embarazo y la maternidad, de otras me he alejado y se han alejado, más bien lo segundo… Soy la primera en tener hijos y yo como tu, de mi hija no me separo ni para cagar!!!
    Yo siempre digo que el embarazo es una criba natural de amistades… jajajajaj Pero la maternidad ya es la confirmacion, sobre todo cuando empiezas a ver la crianza que elige el resto, que no tiene nada que ver con la que he elegido. Esas cosas, quieras que no, separan mucho…
    Besotes maja, genial post!!!

    Me gusta

    1. Lo has descrito perfectamente, “una criba natural de amistades”, me ha encantado. Yo se que podría mantener a mis amigas “sin hijos” si yo fuese de otro modo, si yo saliese sola, si dejase al niño de vez en cuando con su padre.. pero es que esa no sería yo. No quiero salir sin el, ni disfruto haciéndolo así que asumiré que perderé amigas. De todos modos, cuando sean madres volveran, y si no,es que no lo eran.(digo esto porque nunca pierdo el contacto del todo,yo les hablo por whas,las llamo, les mando postales en navidad, e intento quedar con ellas para algún café,pero nunca les apetece ejej)
      Y vuelves a tener razón en la parte final, yo también me alejo inconscientemente de las mamas que tienen un modo de crianza totalmente opuesto al mio, y conscientemente cuando además te lo quieren imponer.
      Ley de vida jeje. Besos a mi niña 😉

      Le gusta a 1 persona

  5. Ja ja. Qué buena entrada! Tu suegra antes era buena porque no te relacionabas con ella! Eso no cuenta, ja ja. Las amistades sin hijos al final se acaban distanciando. Si normal, tienen otras inquietudes, otro rollo, no es el plan a las 10 en casa sino a las 10 salimos de casa. Y aunque uno no quiera, siempre acaba perdiéndose. Me lo dijo una compañera de trabajo que tuve, que a ella la pasó igual. Tienes una cara agradable, seguro. O yo soy feo de narices. Pero no me pasa que los futuros padres me hagan preguntas cuando me ven con los bebés (menos las embarazadas), y creo que a mi mujer tampoco le pasa. Igual es que los rancios somos nosotros en lugar de tú… Por cierto, yo soy de los atrevidos. Niño pequeño que veo, niño pequeño al que hablo y digo cosas. Me encantan! Gran entrada, como siempre! Besitos y buen domingo

    Me gusta

    1. No no, todo lo contrario! Antes la veía más, eramos vecinas cuando viviamos en la capital. Lo que pasa es que antes de haber nieto no se metía en nada y ahora pues se cree la madre. Si vieras la relación con el hijo lo entenderías..a veces es un calzonazos en toda regla. Jajaja sobre lo de ser feo no pienso opinar! Igual lo tuyo lo puedo entender, a los hombres no les solemos preguntar cosas de bebes y partos jaja.

      Le gusta a 1 persona

      1. A veces es un calzonazos? Y qué esperas que sea el pobre si seguramente contigo es igual? Te voy a sacar de la duda: eso va en el gen en los hombres. Nos tenéis que querer así! ;).
        Puede que sea lo que dices, que pensara que no ibas a a saber hacerlo, que no tenías madre que te ayudara y pensó en hacerlo todo ella…
        Dime si correo y ya le digo que eres una mujer estupenda y una madre ejemplar. 🙂

        Me gusta

        1. Conmigo? Ja! Aquí manda el, decide el, y hace y deshace el. Eso sí, con permiso de su Santa madre. Con decirte que cuando el niño ha estado malo, no me ha llevado al médico corriendo si no que ha llamado a su querida mamá para preguntarle el diagnóstico a ella. Cuando lo ingresaron por el rotavirus, estuve dos días esperando a ver si nos llevaba, y la madre le decía que nada, que arroz y se le pasaría en dos días. Y así siempre, incluso cuando fui yo al hospital por la artritis, cuando me dieron el informe del resultado, le pille haciendo una foto y enviandosela a la madre! Yo es que esa relación no la entiendo, que le haga más caso a ella que a mi, que le consulte todo a ella, que aquí mande más ella que yo.. De verdad, no lo entiendo. Pero si hasta le ha dicho que no tengamos más hijos, que con uno tenemos bastante.
          Su correo no, doy su dirección y mandas un sicario 😈

          Le gusta a 1 persona

          1. Ay mi niña… Pobre. No es muy normal, ya te lo digo yo. Que le pregunte a su madre sí, pero que sólo cuente con su opinión no. Y que sea ella la que decida cuántos hijos tendrás tú, menos. Y si quieres más? No tendrás que decidirlo tú con él? Creo que mi idea es mejor, yo le hablo de ti como la mujer perfecta, que yo puedo llegar a ser muy convincente!

            Me gusta

            1. Pues mira, el año pasado por los inocentes le gastamos una broma y le dijimos que venía otro… no sabes la que montó. Que estábamos locos, que no teníamos cabeza, que no le hablásemos mas, que ya nos valía (aclaro que no los mantiene ni los cuida ella eh). Lo que mas me jode es que tiene una nieta con menos de 20 años y dos niños que se embaraza de cada novio que tiene y a ella no le dice nada. Vamos,me sentó fatal como se puso,así que tengo claro que el día que le digamos que viene otro, se va a poner como un torito.

              Le gusta a 1 persona

              1. Pues que se entere cuando rompas aguas (si es que lo haces ahí) en su casa. Y mientras le dices que no te puedes controlar con los pasteles. Y al menos te deja tranquila

                Me gusta

  6. Yo que de momento hablo del lado de las embarazadas, tengo que decir que allá donde voy sueltan la típica frase: “Uy estás embarazada? de cuanto estás?” Yo siempre educada respondo, y hay gente que me dice: “enhorabuena, ya verás que bonito es!” y otra que me suelta: “no vas a dormir, uy pues tienes poca barriga para el tiempo que estas, blablabla…”; a los primeros les sonrío, a los segundos les sonrío y les lanzo una mirada asesina.
    En cuanto a las suegras, de verdad que es una lástima que se deteriore la relación, porque al fin y al cabo es la madre de tu marido y la abuela de tus hijos, pero bueno, tampoco vas a aguantar que quiera dirigir tu vida. Ahora, hay que decir, que yo tengo 2 cuñadas que son para darle de comer a parte, mi madre con la primera nieta tuvo hasta depresión, no le dejaba verla, casi ni cogerla… es culpa de mi hermano, que debería de haberle dejado las cosas claras, pero bueno… y todos mordiéndonos la lengua para que mi hermano no tuviese problemas con ella. Ahora después de 9 años va de chica buena y se ha moderado un poco, un día hubo unos problemas en casa y mi madre se puso a llorar y la otra fue a abrazarle, y mi madre le dijo que por favor no la abrazase, después de lo que le has hecho sufrir, donde vas ahora?? en fin… tengo historias de ellas para escribir un libro.
    Yo en cambio con la mía fenomenal, la mujer me cuidaba bien antes y ahora me cuida mejor. Tengo mucho antojo de comer helado y la mujer cada vez que vamos a cenar, me tiene un helado de postre. Así que no creo que haya problemas, además mi madre y ella se llevan genial (cosa que con las de las otras nanai de la china).
    Y en cuanto a lo demás, todavía no puedo opinar. Tenemos algunos amigos con hijos, pero sobretodo más sin ellos, que están pensando en casarse, etc… pero de niños aún nada de nada, aún así no son personas que estén siempre de fiesta, sino más de irse a cenar, a tomar algo como mucho, y todos están deseando que nazca nuestra niña, así que seguro que no hay problema en quedar con ellos.
    En cuanto a mis hermanos, los tengo a los 3 babeando, sobretodo a mi hermana, que tiene más ganas de que nazca la niña que yo.
    Perdón por el pedazo de tostón que te acabo de soltar. No me banees jajajaja

    Me gusta

  7. Pues estoy de a cuerdo en casi todo, jeje!

    Lo de las amigas es lo que me parece más complicado, es verdad que es muy difícil seguir haciendo planes en los que metas a tu peque, pero nosotros no lo llevamos tan mal. Creo que tengo suerte de tener amigas que aun sin tener hijos se lo pasan bien con los de las que si los tenemos, y al fin y al cabo ya les tocará estar en nuestro lado algún día. Pero si que es verdad que nosotros hemos hecho nuevas amistades con hijos de la misma edad, porque esa compañía se agradece un montón, sobre todo porque los peques pueden jugar juntos mientras los adultos pasamos un rato agradable!!

    Me gusta

  8. ¡¡Me gusta mucho tu post!! Refleja toda la verdad y muchas nos veremos reflejadas. A mí me pasó exagerado con mis suegros por ejemplo. pasaron de la discreción absoluta sin venir jamás a casa, a venir a diario!!! luego se les pararon un poco los pies y ahora ni tanto ni tan calvo, por suerte!! jajaja. Un besazo

    Me gusta

    1. Yo con mi suegro no tengo ningún cambio, ni se metía antes ni se mete ahora. Ya lo hace su mujer por ambos jaja.
      Lo de “casi” instalarse pasa mucho, deben de pensar que somos unas inútiles y que deben estar aqui. A mi es que nunca me ha gustado eso de dos mujeres en la misma casa (obvio que si tienes hijas si,tu me entiendes) y eso de que se vinieran tanto ella como mi madre,no lo aguantaria de ninguna de las dos.

      Le gusta a 1 persona

      1. por suerte fue unos días y ya t digo q luego cambiaron de nuevo, menos mal!!! pero cambia las relaciones con todo el mundo, obvio!! la maternidad implica mil cosas q ni t habías planteado antes!! jajaja. un besazo

        Le gusta a 1 persona

  9. La vida nos cambia, es una evolución que demos experimentar. Las relaciones cambian, algunas se extinguen y otras se refuerzan, otras se crean de la nada sólo por tener algo en común… Lo que sí me he dado cuenta es que, una vez que tienes hijos, parece que todo el mundo tiene una opinión sobre lo que es mejor o no para tu hijo porque, como ellos ya lo han pasado… Eso está bien, pero deben ser consejos que no deben molestar a los demás si no los tienes en cuenta: al fin y al cabo cada vida es un mundo y cada uno cría a sus hijos como mejor cree.
    Muy ameno el post. Me lo he leído enterito 😉 ¡Un besazo!

    Me gusta

  10. Sí, has dado en el clavo. Lo de la suegra, jeje, un clásico. 😉 He tenido algunos encontronazos con la mía. Afortunadamente, la tensión se ha relajado un poco. Lo de las madres es verdad. A mí me encanta hablar con las mamis que me encuentro en la calle, en el súper, en la consulta del médico. Hasta cuando voy sin pegotito a comprar algo, por ejemplo, y me encuentro a una madre con su hijo, me dan ganas de hacerle una seña tipo saludo de los motoristas (la “V” con los dedos índice y corazón), para decirle: “¡Yo también soy madre!”

    Me gusta

    1. jajajajaj me ha pasado eso de las señas cuando veo a una embarazada 😉
      Por aquí con la suegra de vez en cuando hay tensión,cada vez que hay una reunión familiar o evento y quiere dirigirme a mi,al niño, a su hijo y a todos. Pero vamos,dura poco. Ella impone,yo declino y fiesta.

      Le gusta a 1 persona

  11. Uy se notan los cambios un montón. Yo pensaba que con Marido no lo notaría tanto, pero la verdad es que nuestra relación ha cambiado, no se puede evitar. Lo que he notado es que me he vuelto mucho más sociable, hablo con mamás desconocidas en todos los sitios, y como si nos conociéramos de toda la vida jajajaja. Y tengo mucha menos vergüenza, si me tengo que quejar en algún sitio lo hago y punto, que yo por mis hijos MA-TO jajaja

    Me gusta

    1. Por aquí tampoco lo definiría como dramático, son cambios lógicos a mi forma de verlo.Pero si que alguno fue inesperado como el de mi suegra que jamas se había metido en absolutamente nada y de pronto estaba eligiendo ella la ropa del niño jaja.Pero bueno,nada que no haya tenido ya solución. Besos 😉

      Le gusta a 1 persona

  12. me ha encantando esta entrada, pues en diciembre mis niñas estaban muy pequeñas aun y en mi oficina hicieron una reunión de navidad a la que asistimos, cuando todos tomaban y contaban sus cosas yo a un lado amantando me sentí así como, Extraterrestre y es en ese momento es donde te das cuenta que si, todo cambia, tus amigos están en otras cosas que hacías antes de esto, algunos compartirán momentos contigo, pero te siguen mirando extraño creo que para la próxima reunión ya pensaran para invitarme

    Le gusta a 1 persona

    1. Uy eso lo he vivido jeje. O que se acercan y te dicen: deja al niño en el carro y ven a bailar mujer” (cambia bailar por cualquier otra acción) y que te miren raro porque no quieras hacerlo,o no creas que debas dejar al niño solo jjeje. Con 15 días de nacido, un familiar me dijo a mi que dejase al niño en la casa y me saliese a la calle con todos. En aquel momento aún no tenía la cámara vigilabebes y ni loca iba a hacerlo,pero me miraron como si fuese una exagerada.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s