Maternidad: De la imaginación a la realidad.

Seguro que a mas de una os pasa como a mi, que antes de ser madres teníais idealizados algunos momentos que reproduciríais en breve. Tanto pinterest, tanto blog que leemos de mamás perfectas, tanta entrevista a super mamis conocidas,tanta foto de envidia en facebooks ajenos hacen que nos creamos que eso de tener un niño y seguir haciendo lo que hacíamos antes de tenerlo es coser y cantar. ¡JA!  hay veces en las que la realidad supera a la ficción terriblemente.

mama desastre ama de casa trabajadora que no llega vs mama perfecta
La de la izquierda no existe,es una leyenda urbana. La de la derecha podría ser yo.

Nacimiento:

Lo que imaginamos: La realidad te pega con fuerza en el mismo momento tras parir, no te da ni dos días de ingenua ceguera antes ella. Te has visto mil veces en ese momento, en el hospital, con tu bebe, enseñándolo sonriente a las visitas. Inmaculada, radiantes, peinadita, con una pedazo de foto para el instagram a pocas horas de haber dado a luz.
Lo que en realidad fue: En ese momento estabas cansada, te sentías horrible, tenías la cara hinchada por el esfuerzo (y lo que no es la cara), llevas un horrible camisón con el que probablemente además de transparentar lo que no llevas debajo, se te ve el culo. Además seguramente llevaras una teta fuera intentando que el bebe coma y tendrás a alguien observando y haciendo fotos que con suerte no acabaran en el Fb.
Nivel de mentira: 10 sobre 10.

 Primeros días:

Lo que imaginamos:  Te imaginabas con el niño siempre durmiendo, tu descansando cuando el lo hace, y teniendo tiempo para alimentarte y asearte.
Lo que en realidad fue: Raras veces duerme cuando tu lo necesitas, cuando por fin lo hace llega alguna visita que debes atender, no sabes bien lo que es una ducha y tu pelo sigue sin peinar. ¿Comida? ¿Who is comida?
Nivel de mentira: 7 sobre 10 (4 si cuentas con ayuda de mamá)

 Paseos de cine:

Lo que imaginamos: En nuestra imagen mental nos vemos paseando con nuestro carrito admirando las flores y descansando en un parque para leer un libro mientras el bebe duerme placidamente.
Lo que en realidad fue: Seguramente mas que un paseo fue una carrera cada vez que el bebe lloraba y sentíamos la mirada de la gente en plan: “haz algo, atiéndelo”. Por no hablar de que si se te ocurre parar el carro para sentarte en un banco, activas el sensor de la alarma sonora del bebe y te acordarás de haber osado intentarlo.
Nivel de mentira: 4 sobre 10 (hay niños con los que si es posible, pero nunca los propios)

 Organización:

Lo que imaginamos: Ya hemos calculado eso de adaptarnos a sus horarios así que aprovecharemos cuando duerma para comer o ducharnos tranquilamente.
Lo que en realidad fue: Te sirves la comida y a la primera cucharada el bebe despertará. Para cuando logres calmarlo se habrá enfriado y al tratar de calentarla de nuevo se te quemara porque volverá a llorar. En cuanto te metas en la ducha y te pongas jabón en el pelo, llorara y saldrás de la ducha a riesgo de caerte, chorreando agua por todas partes y con el pelo lleno de jabón.
Nivel de mentira: 5 sobre 10

 Cafés con amigas:

Lo que imaginamos: Quedaremos con amigas en una terracita mona y mientras entretenemos al niño con cualquier juguete, disfrutaremos de un café y una charla amena.
Lo que en realidad fue: Nada mas llegar tu hijo habrá llorado porque no quiere sentarse, cuando consigas calmarlo, te tirará el café por encima, no tienes ni puñetera idea de lo que te está contando tu amiga y ya oyes a la gente murmurar lo mala madre que eres por pensar solo en ti a al hora de sentarte a tocarte el bollo y no llevar a ese niño a un parque.
Nivel de mentira: 4 sobre 10 (si hay parque de bolas en la cafetería,estás salvada)

 Bodas,bautizos y comuniones:

Lo que imaginamos: Nos invitarán a algún evento tipo BBC y ya tenemos pensado el modelito que les vamos a poner a los niños, acorde con los nuestros, of course. Iremos todos divinos de la muerte.
Lo que en realidad fue: Hemos encontrado el modelo que queríamos y se lo hemos puesto, y dos segundos antes de la ceremonia seguramente tendrán algún accidente con comida, barro, pañales sucios, pis o similar sobre su ropa recién estrenada o peor aún..sobre la tuya.
Nivel de mentira: 4 sobre 10

 Escapada romántica:

Lo que imaginamos: Escapada sin niños, bien!!! Reservaremos en algún lugar romántico, dejaremos a los niños con los abuelos y a disfrutar.
Lo que en realidad fue: Muchas no encontramos con quien dejarlos, y otras cuando lo encuentren tendrán la mala suerte de que justo ese dia los niños se pongan malos, o la persona tenga una urgencia y tengas que cancelar tu escapada.
Nivel de mentira: 3 sobre 10 (hay parejas que de verdad lo logran)

 Viaje familiar:

Lo que imaginamos: Escapada con niños en plan familiar en algún TI bonito para pasar unos días idílicos.
Lo que en realidad fue: El niño se habrá puesto malo el día de antes con lo que tendremos que cancelar, o se pondrá malo al llegar y nos pasaremos las vacaciones unas entre mocos, otras luchando con los vómitos, la mayoría con lloros, quizás con diarreas.. o todo junto!
Nivel de mentira: 5 sobre 10 (las estadísticas me apoyan, la mitad de los niños se ponen malos de vacaciones)

 El Blog:

Lo que imaginamos: Nos haremos un blog súper guay del paraguay para contar nuestras experiencias con fotos dignas de pinterest, super bien redactado, tendremos tiempo de revisarlo, de comentar, de explicar anécdotas a las que comenten..
Lo que en realidad  fue: has empezado este post a las 16:00 cuando creías que tu hijo dormía, pero como lo has hecho el miércoles de semana santa y significa vacaciones, el niño se ha puesto malo cogiendo un catarro del 15 así que se ha despertado llorando entre mocos a la media hora y para cuando lo acabas son las 19:23 y aún tienes que corregirlo y pensar en poner alguna foto.
Nivel de mentira: 4 sobre 10 (no necesito un blog, necesito un terapeuta)

 

En definitiva: Olvídate de todo lo que has oído, leído o visto por ahí. Nada será lo suficientemente cercano a la realidad. Tan solo respira hondo, valor, y al toro. Oye, ¿quien sabe? lo mismo tardas dos días en hacerte con todo y pasas al grupo de las “super mamis no-se-como-narices-lo-hacen-que-llegan-a-todo” ! Eso sí, si lo consigues..no me llames para tomar un café en la última terraza de moda o ir a ver el último estreno de Brad Pitt, yo sigo anclada en el grupo de las ” mamis donde-narices-me-he-metido-yo”.
Eso si, seas del grupo que seas, disfruta mucho a los niños, crecen a una velocidad de infarto.

Venga encuesta, ¿a qué grupo perteneces?

Anuncios

66 thoughts on “Maternidad: De la imaginación a la realidad.

  1. ay ¡¡Cuánta razó!!
    La de veces que los primeros días el bebé se ponía a llorar en la calle y sin saber muy bien qué hacer tenía que salir corriendo porque todo el mundo miraba raro… jajaja. Todos los puntos genial.

    Me gusta

    1. Uf a mi la primera vez, no supe que hacer, lo saqué del carro y llevaba niño y carro, todo junto. Pero si lo dejaba lloraba y la gente me miraba,que estrés. Con el tiempo aprendes a pasar de la gente jeje.

      Me gusta

  2. Una entrada real como la vida misma, pero excesivamente bondadosa con los niveles en mentira. Solo es fiel el primero, je je. Yo con los paseos en carro he sido afortunado. Los respetaron bien. Los bares no verlos más de diez minutos, no hay quien les retenga más tiempo sobre todo si ya andan. Las duchas se dan cuando está el otro en casa. O antes de dormir por la noche, no hay otra. Viajes? Qué es eso? Genial, Sra. Jumbo. Como todas vuestras entradas.

    Me gusta

      1. Loren, nosotros tuvimos suerte con el primero porque con el chupete se dormía y podíamos pasear. Con la segunda no hemos tenido tanta suerte, dormía menos, pero los aguantaba. Solo que no nos parábamos porque fue invierno y hacía frío en la calle. Te digo una cosa, que les den a los demás. Al que no le guste que no mire. Tú tienes que disfrutar de ti y de tu bebé. Es inevitable que lloren de pequeños.

        Le gusta a 2 personas

        1. Ya, Oscar. Tienes razón. Pero yo lo descubrí un poco tarde. Mi hijo, por problemas con su estómago, fue un niño muy muy llorón, todo muy desquiciante y cansado, y cuando me di cuenta de que tenía que tomármelo de otro modo, relajarme, y disfrutar, ya tenía un año y medio. Una lástima, porque ese tiempo no lo recuperaré jamás. Pero ahora lo sé, e intento que todas las mamás que están a mi alcance lo sepan. Ojalá lo hubiera sabido antes!!!!

          Le gusta a 2 personas

          1. Cuando somos novatos nos pasan estas cosas. Mira lo que dije de los primeros días. No disfruté del bebé, solo de llamadas. Con la segunda no nos pasó. Para aprender hay que equivocarse. Es una pena ver los errores que cometemos pero nos ayudan a no repetirlos. Además nos hacen mejores padres. 🙂

            Me gusta

            1. Yo es que ya de por sí era un poco arisca antes jaja, así que cuando nació dije claramente que no estaba para visitas ni eventos sociales así que los toree como pude y la verdad es que salvo en el hospital que me agobiaron,en casa me fui librando. Siempre hemos criado al niño como hemos querido su padre y yo,la pega es que te ganas fama de borde,seca,rarita etc por no hacer caso a los demás pero mira,que me da igual,que lo prefiero así.

              Le gusta a 1 persona

              1. Arisca tú? Lo siento pero no me lo creo. Tienes una cara y una forma de escribir que me hacen que dude lo que dices! Otra cosa es que al nacer no estás para nadie… Son cosas distintas. Es lo mejor que pudisteis hacer. Lo aplaudo.

                Me gusta

                1. jajaj no, no..cuando quiero soy muy arisca eh. No me molan los besos,ni los abrazos, ni las “visitas sociales de cortesía” y lo peor es que no me molesto en disimularlo. sí que, pues eso, que me dicen que yo nací en “bordejé” jjaaj

                  Le gusta a 1 persona

                    1. A ver, con mi hijo me encantan, o con mi marido. Pero lo que es besar a todo el mundo cada vez que los ves, para saludar, para despedir, para felicitar la Navidad… Huyo! Jajaj

                      Le gusta a 1 persona

                    2. Esos son besos de cortesía, como las visitas, je je. Yo me refiero a besos y abrazos de cariño, que no tienen por qué ser solo de tu marido y tu hijo, je je

                      Me gusta

                    3. Pues entonces eres regular de cariñosa, je je. Tengo una amiga que es así también. Pero no la tenemos como arisca, ja ja. Solo que los besos le gustan lejos

                      Me gusta

                    4. Jaja es eso, yo me apunto a lo que quieras, cenas, salir, organizamos fiestas sorpresa, cumpleaños, regalos hechos a mano con todo el cariño etc pero eso de repartir besos.. Va a ser que no 😂😂

                      Le gusta a 1 persona

                    5. Ja ja ja, y yo que soy un mimosín en potencia… Con eso de que don gratis me encanta repartir besos y abrazos. Lo que son las cosas. :*

                      Me gusta

    1. Jaja jajaj tienes razón, no fui muy dura porque oye, los casos de mamás perfectas y bebes perfectos existen eh.. No se donde pero existen jaja. Yo aún sigo duchandome de noche cuando duerme y eso que vamos ya para los tres años jajaa

      Le gusta a 1 persona

      1. Yo voy para los cinco y mi ducha es trasnochadora o madrugadora… Los bebés perfectos y las mamás perfectas son producto de tu imaginación. Los bebés sensacionales como el tuyo y los míos y las mamás fantásticas, grupo al que son duda perteneces, son más reales.

        Me gusta

  3. Jaaaaaa!!! Me encanta!!! Todo es real, me refiero a lo que realmente sucede, no a lo que imaginabas.
    Y faltan muchas cosas, como por ejemplo cuando te das cuenta de que has elegido mal al papá de tu hijo porque no colabora en absolutamente nada, y lo peor, el sentimiento de culpa de tener que irte a trabajar, de dejarle llorar porque en ese momento no puedes atenderle, de irte a una cafeterúia y que te miren mal por ser mala madre (este lo has contado) de desconectarte de todo y de todos y pensar que ya no eres persona, y te van a rechazar porque hace un mes que no llamas a tus amigas…. AHHHHHH NO SIGO!!!!!!!!!!

    Me gusta

    1. Uyuyuyuy no metas el dedo en la herida que lo del papa lo estoy sufriendo. No ha cambiado un solo pañal, no le ha dado jamás de comer, nunca lo ha bañado..cuando le pido ayuda solo sabe mandarme a su madre así que ahora los tengo a los dos en el punto de mira jaja. El Papa da para muuuuuchos post protagonistas jaja. Lo de las amigas ni me acordaba fijate, porque la verdad es que desde que soy madre solo quedo con amigas que también lo son (ya sabes, en los parques). Pero tienes razón, podríamos hacer segunda y tercera parte. Gracias por pasar!

      Me gusta

  4. Pues sí, por suerte fui paso a paso y cuando me quedé en estado leía a otras embarazadas en lugar de a ya mamás, pero sí que me imaginaba más ese mundo idílico a este caos!!! De hecho jamás pensé que tendría que contratar servicios de limpieza en casa y mira, no he tenido más remedio que coger a alguien unas horas a la semana… jajaja. Y aún recuerdo a una amiga, aún embarazada, que me decía: “huy, qué derroche” y yo le decía: “qué va, si es lo que ahorro de no salir casi ya” y ahora que ya es madre me dice: “cómo te entiendo, yo en cuanto acabe la baja haré igual” jajaja a ver, que superwoman no somos y si no se llega a todo, no se llega!! pero tienes razón, luego esto nunca vuelve y hay que disfrutarlo al máximo, crecen TAAAAAN rápido…

    Me gusta

    1. Jajaja es que cuanto más hablas.. Más zas. Yo porque vivo en un departamento pequeño dentro del propio hotel que si no, también tendría a alguien para planchar o limpiar un poco porque es que no me da la vida. A ver, que en teoría estoy en casa todo el día porque trabajamos aquí, pero es que intentar limpiar con el niño detrás es una auténtica odisea. Yo fui más imprudente jaja, me metí rápidamente en foros, blogs etc y tenía mi vida de futura mamá super idealizada. Que me va bien eh, estoy encantada, pero vamos.. Que como dice una amiga mía, mi vida no es pinterest ni de coña jaja.

      Le gusta a 1 persona

        1. Yo a este se la tengo que quitar porque nos inunda todo! Eso si, se le da genial ayudar en casa, mil veces mejor que al padre. Me ayuda a sacar (tirar) la ropa de la lavadora, me pasa los platos del lavavajillas etc. Estoy educandolo para que sea un buen esposo algún día jaja

          Le gusta a 1 persona

  5. Jajajaja madre mía … Me queda algo más de tres meses para ser madre y tanta dosis de realidad me ha sobrepasado un poco 😉
    Me encanta la manera en cómo lo expones. La verdad es que estoy bastante conscienciada de que no es idílico, y que cada criatura es un mundo. A partir de ahí, lo haré lo mejor que sepa y pueda, jajajaja.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajaja que no leas!!! No te preocupes, y es que las mamás somos unas exageradas, no me hagas caso y no vuelvas a leer estas cosas jaja. Eso sí, dentro de un año si quieres vuelves y nos cuentas que tipo de madre te ha tocado ser 🙂
      Gracias por pasarte!

      Me gusta

  6. Exagerada!!!! jajaja!

    Yo debo de ser un bicho raro! En el hospital estaba despeinada pero feliz. En casa ni una visita. Desde el primer día en la calle con la patita, en carro o en brazos sin quejarse! Me dormía en cuanto ella cerraba los ojos, y me despertaba a la vez que ella (las noches no tanto).

    Pero no me echéis del club eh 😉 jajaja

    Me gusta

    1. Jajaja.. Admito que he exagerado un poco eh. Yo en el hospital estaba genial en cuanto a ánimo, a que no me dolía nada, me podía levantar etc. Pero mi cara… Ay mi cara. Estaba cansada, sin dormir porque pari de madrugada, hinchada.. Un cuadrito jaja. Al principio no dormía porque me daba miedo que le pasase algo así que era de las que comprobaba cada media hora que respirase.
      Tranquila,no tengo los baremos muy exigentes, no te expulso jaja.

      Me gusta

  7. ¡Engañaditas hemos vivido hasta ahora! Lo de la escapada romántica aún ni me lo planteo (con la lactancia todavía vigente no estoy para muchos alejamientos de mi bichilla). El parto es casi lo más real que yo había conocido antes de vivirlo en persona, pero de ahí en adelante todo fue degenerando.

    Me gusta

  8. Me ha gustado mucho el post. Es cierto que muchas veces nos imaginamos muy bonito el cómo será nuestra vida una vez el bebé haya nacido. Yo, en ese caso, he preferido no pensármelo mucho, puesto que cualquier cosa que piense, va a ser contraria a la que realmente sea. Habrá que tener paciencia jejejeje

    Me gusta

    1. Hombre a ver,bonito es eh.Es para mi,la mejor época de mi vida jeje.Pero no nos engañemos, si creemos que esto va a ser estar perfectas,trabajar,casa limpia,niño atendido,comidas con amigas etc todo junto como antes..pues no, salvo que tengamos ayuda detrás.Pero oye que tampoco pasa nada, si en lugar de salir con amigas a comer todas las semanas salimos solo una vez al mes pues vale.Y si en lugar de limpiar el polvo a diario lo hacemos solo cada 15 días pues tambien. Hay que ir adaptándose y organizándose pcoo a poco,sin agobios y sin pretender tener todo perfecto y controlado para evitar el estrés.
      😉

      Le gusta a 1 persona

    1. No mujer,no tiene por qué ser así.Tu piensa en positivo, que no todas nos apañamos así de mal jeje,yo es que me lo he montado fatal fatal,solo a mi se me ocurre tener hijos con un autónomo y sin familia cerca,en un pueblo de 500 habitantes y sin guarderias. jaja

      Me gusta

    1. Yo juraría que ya te había respondido! Yo tampoco se como se lo montan algunas..bueno si, conozco alguna que con dos tiene tiempo de ir a pilates, a la peluquería,trabaja etc pero tiene guardería y a parte una tía suya se las cuida. A mi lo que me gustaría ver es como se las apaña una en mi situación para poder comparar, que trabaje pero no disponga de guardería ni abuelos ni na..de verdad que a las madres solteras las admiro un montón.

      Le gusta a 1 persona

  9. Para mi fue muy duro el primer mes, acostumbrarme a estar con un niño dia y noche y que te demanda 10%. Pero luego, se ve que a mi me tocó la lotería de niño los primeros 7 meses, se podía ir de terrazas con él, ademas como nacio en mayo vivimos todas las terrazas de verano, quedar con los amigos, etc. El ni lloraba, ni se quejaba y se dormía y ni parecía que había niño. Eso hasta los 7 meses, momento en el cual empezó a ponerse de pie y ahí la cagamos…se le abrió un mundo mas alla de su madre y ahora no hay quien lo pare. Imposible tomarse un cafe con las amigas, imposible ir a terrazas si no hay un parque pegado. Así que al final no se que es peor, porque parece que a medida que crece y se hace mas independiente, nosotros vivimos para él 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo la verdad es que tampoco me puedo quejar porque aunque el mío si se despertaba mucho de noche, jamás lloraba. No era de los que se pasan horas llorando, enseguida se dormía otra vez así que me doy con un canto en los dientes. Pero luego si que hay otras cosas como poder ir al baño sola, o estar sentada en una terraza tomando algo..que no me deja jaja. Yo lo que hago es ir a bares o terrazas que sepa que no están cerca de una carretera, que hay espacio para jugar sin molestar, que se les ve en todo momento etc. Y que dios reparta suerte jaja.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s