Mi particular visión de la maternidad. Cap 3.

Para poder relatar este capítulo como se debe, tengo que remontarme a cuando era una niña.

Mi madre siempre me cuenta que cuando nací era muy “mala comedora”. Tenían que hacer mezclas explosivas a la par que asquerosas para que pudiese ingerir algo decente y evitar así que perdiera peso.

Me echaban yemas de huevo crudas en el yogur. O me camuflaban sesos de cerdo o de vaca en cualquier comida para ver si engordaba un poco. Menudo ascazo, ¿no?

El caso es que además de ser “mala comedora” tenía muy poco pelo. Cosa que ofendía mucho a mi madre. No por nada, como ella siempre dice : “A pelo ibas a llegar tarde o temprano”, si no porque las señoras del pueblo le tiraban perlitas del tipo: “Ay chica, ¿Cómo le cortas tanto el pelo a la cría? ¿No ves que están más guapas con el largo?”, sabiendo de sobra que no es que me lo cortaran, es que no me crecía.

Con 4 años, más o menos, y después de pasar 3 años y medio de mi “extensa” vida rodeada de kleenex, mocos, dolor de oídos y garganta, tienen que intervenirme y operarme de vegetaciones. Una operación, de la que solamente recuerdo una cuchara plateada, el apellido del médico, Florez, un trapo verde y un puzzle de Bambi que me compraron al salir del hospital por haberme portado taaaaaaan bien. Y porque el médico, en un ataque de generosidad ,me regaló un depresor para ver si dejaba de llorar…. La operación había sido a huevo, sin anestesia. Si fuese hoy le habría dicho que se pasase el palito por el arco del triunfo. Sin acritud.

El caso es que… según mi madre : “Desde aquella operación, empezó a comer, y todavía no paró”.

Si lo llego a saber, impido que me quiten las vegetaciones, me las quedo pa mí pa siempre, las empadrono y vivo con ellas hasta que me muera.

No hace falta decir, que en mi adolescencia, siempre fui la simpática. O lo que viene a ser, la gordita del grupo.

Recuerdo que desde siempre, desde que tengo uso de razón, estuve haciendo dieta.

No una dieta estricta, claro está, pero no podía pasarme con los dulces, las fritangas y todo eso que me pirra y me vuelve loca. Porque solo necesito respirar y ya estoy cogiendo peso.

Eso sí, yo tengo lo que viene siendo “una gordura guapa” “una gordura repartidina” “una gordura de esas que aparentas menos pero en realidad pesas 10 veces más de lo que la gente cree”.

No fui una adolescente acomplejada. La verdad es que me daba bastante igual lo que la gente pensase y a día de hoy sigo en mis trece. No me causó para nada un trauma. Convivo con mis kilos, a estos si que los pude empadronar a tiempo, no como pasó con las vegetaciones. ¡JA!

El problema del pelo también se solucionó. Bueno en realidad… voy a tener que cagarme un poco en la madre que me parió, y en su ferviente deseo de tener una hija con pelo largo.

El pelo me creció, sí. Nacieron unos rizos negros y espesos que fueron la envidia de muchas y muchos. Pero además de en la cabeza, me creció pelo por todo el cuerpo.

FIRMADO: CHEWBACCA jajajajajaja.

Bueno, vale, tampoco para tanto. Me salió pelo en lugares donde no debía salir. Para que os hagáis una idea, tenía las patillas como las de la Pantoja. Eso si, he de reconocer, que me causo algo de reparo, pero bueno, le pusimos remedio pronto. El láser ya existía cuando yo tenía 15 años.

Mientras mis amigas todavía eran barbilampiñas, yo ya había conocido el amor-odio a la cera caliente, a las tiras de cera tibia y a la cuchilla de afeitar (con ésta tenía mejor rollo).

Tiempo después entendería el por qué de muchas cosas.


Así que, decido armarme de valor y pido consulta con el ginecólogo, para que me saque de dudas y me explique qué es lo que está pasando en este cuerpo.

Tengo todos los síntomas de embarazo habidos y por haber. Yo creo que si uno de ellos es que el pelo se te pone verde, a mí se me pone verde. ¡Faltaría más!

El que se casó conmigo y yo, vamos a consulta. A día de hoy sigo creyendo que el tenía tantas esperanzas como yo, o incluso más, de que todos los 345 test de embarazo que me hice estuvieran mal y nos diesen falsos negativos siempre.

Me espatarro, me mira lo que tiene que mirar y me dice:

— Claaaaaro mujer, es que tú tienes ovarios POLIQUÍSTICOS.

— ¿WTF? ¿Poli qué????

— Poliquísticos. Eso se traduce en que vas a necesitar un poco de ayuda para quedarte embarazada, ya que tu cuerpo no genera la suficiente progesterona como para que te baje el periodo de forma espontánea todos los meses. De ahí proviene también tu exceso de peso y de vello corporal (ACABÁAAAARAMOS, No es que esté gorda porque sí, son ellos. Y la depilación laser también se la cobraré a ellos). Pero tranquila, que ya verás como en poco tiempo lo consigues. (Sonrisa infinita).

Nosotros nos quedamos con una cara de gilipollas impresionante. O sea, ¿¿¿¿¿que llevo viniendo a consulta, yo que se el tiempo, que llevo tomándome la píldora anticonceptiva desde hace un montón, que me llevas revisando los bajos millones de años y solamente ahora, y porque yo te comento lo que me está pasando, te das cuenta de que tengo ovarios poliquísticos????????????

— Y ahora ¿qué tenemos que hacer?

— Mira, es muy fácil. Te tomas estos sobres que te van a ayudar a mejorar la calidad de los óvulos y estas pastillas que van a conseguir incentivar la ovulación. Pero ojo! que luego… puede haber sorpresa y pueden venir bebés a pares!!! (Sonrisa infinita).

Yo no se si este hombre estaba fumao o qué. El caso es que les puso apellido a mis ovarios. A mi no me importa si son poliquísticos, si son hematocríticos, si son HEMOFOGOS (jajajajajjajajajaj de esto os hablaré otro día porque da para un post completo y algún que otro BIS).

Lo único que se, es que salí de la consulta igual o peor que estaba. El que se casó conmigo felíz, porque nos habían puesto deberes y sabía que la iba a meter en caliente día sí y día no, dentro de poco. Y el médico se quedó contentísimo con las explicaciones y teorías aplastantes que nos dio.

Ahora a la farmacia a por el arsenal de pastillas y a ver qué pasa.

En 3 meses si no conseguimos embarazo, volvemos…

Pero….¡Ojo! ¡Qué pueden venir a pares!

Gloan.

Si quieres leer el capítulo 2 pincha AQUI

Anuncios

25 thoughts on “Mi particular visión de la maternidad. Cap 3.

  1. Por el tema de los ovarios poliquísticos no he pasado pero eso de que te quitaron las vegetaciones y empezaste a engordad ¿a ver si a mí me pasó lo mismo porque también me operaron de eso? Mi bichilla también es pelona (16 meses y yo aspiraba a celebrar su cumpleaños con trenzas y coletas). Tienes buen sentido del humor, y eso facilita mucho cualquier cosa de esta vida, ya sea física o emocional. Espero que pronto puedas tener a tu primer churumbel (o a tu primer par de churumbeles :P)

    Me gusta

  2. Pues vaya, si es que a veces los ginecólogos van a lo suyo y tampoco se ponen demasiado en el lugar del otro. Como todos los médicos vamos, pero en este caso no piensan que están tocando un tema un poco más delicado, con muchas cosas detrás… En fin, mucho ánimo!!! Eso sí, me encanta el toque con el que lo cuentas. Un beso!

    Me gusta

  3. Yo que te conozco en vivo y en directo no puedo evitar reírme con lo del poco pelo jaja.
    Eres muy valiente nena, y sobre todo la persona más fuerte que conozco. Jamás te vienes abajo y esa capacidad tuya de tómatelo todo con buen humor y no dejarte abatir por nada es admirable.
    Algún día llegará en el que se lo puedas contar a Julia, ya lo verás.
    Ailoviu nena.

    Me gusta

  4. Animo, que seguro que lo conseguís, y haz como tu pareja. Feliz por “que la iba a meter caliente día si día no”. La mente es lo importante y tu sentido del humor ayuda.
    Bss

    Me gusta

  5. Yo conozco.unas cuantas de ovarios poliquisticos q, en teoria iban a tardar en quedarse embarazadas y luego les costó bien poco.
    Qué t voy a decir del pelo?? Hasta los 4 años no me lo cortaron x primera vez y me llamaban 4 pelos… y está mal q lo diga pero ahora tengo una melena divina, jaja

    Me gusta

    1. Pues los míos llevan tocándome la moral 5 años, pero seguro que alguna vez les gano la batalla :D. En cuanto a lo de la melena, me pasa parecido. Muchos envidian esta maraña de caracoles color azabache que tengo ahora. :D:D ¿Será cuestión de tener poco pelo siendo bebé? jajajaja. Pues si es así, ¡qué bien, oye!

      Me gusta

  6. Que gracia con lo del pelo! Pues yo también he vivido a dieta! Hasta ahora que paso tres pueblos! Duermo poco y si además tengo que ponerme a dieta lo mas probable es que termine en el diario en la sección de policiales! Al pelo no le encontré solución, cera, cuchilla y hacerme accionista de gillet! Al peso en la adolescencia, lo solucione metiendo en el grupo a una amiga entrada en kilos… Entonces comparativamente yo era delgada (es broma esto!). Pues los kilos ahora están ahí! Hoy me di cuenta que hasta mi sombra esta mas gorda! Animo con los ovarios!

    Me gusta

  7. Bueno, voy por el capítulo tres como puedes ver, he visto tus postales y me encantan, me han gustado todas mucho y el fotolibro de Londres me ha encantado. Dicho esto, yo cuando me enteré que me habían operado de vegetaciones, porque tengo un vago recuerdo de ese momento, dijo lo mismo que tú, podías haberte ahorrado el operarme y seguiría delgada. Mi madre siempre me decía que no me crecía el pelo ni los pies, que le decían que si me los vendaba (que cosas tiene la gente de verdad). En fin, siempre he estado a dieta como tú, lo bueno que tengo yo que a mi no me va la bollería, ni los fritos ni nada de eso, creo que me he acostumbrado a comer bien. Que te mandaron ovusitol y qué es lo otro? Igual en el siguiente capítulo lo averiguo ejejejej Sigo leyendo…

    Le gusta a 1 persona

    1. Si no te gusta la bollería.. eso que te ahorras jajajajajaa. Menudo suplicio!!! Yo creo que si el brócoli engordase… sería uno de mis platos preferidos sin duda 😂😂😂😂😂. A que te refieres con el otro??? Omifin?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s